América y un empate que compromete su clasificación en la Copa

El equipo escarlata empató a un gol frente a la Universidad Católica, dirigida por el argentino Ariel Holan, por la cuarta fecha de la Fase de Grupos de la Copa Libertadores.

Al contrario de lo que sucedió en su encuentro pasado ante Internacional, el cuadro ‘escarlata’ comenzó ganando el partido desde el minuto cuatro del tiempo inicial. El delantero Duván Vergara abrió la cuenta luego de aprovechar un error en salida del arquero argentino Matías Dituro.

Inmediatamente, equipo chileno respondió. Aprovechando el juego de profundidad por las bandas, una de sus mejores virtudes y una de sus principales cartas de ataque, Católica consiguió forzar un penal a su favor un minuto después. Sin embargo, el cobro del experimentado volante Luciano Aued fue atajado por el portero venezolano Joel Graterol.

América siguió empujando en ataque para ampliar la ventaja pero no afinó su puntería y encontró buenas respuestas por parte de Dituro. Lo buscó con la fórmula, tantas veces trabajada por Alexandre Guimarães, de tener a los extremos bien abiertos para darle mayor amplitud al juego y generar espacios difíciles de defender. Adrián Ramos lo intentó pero su disparo no tuvo precisión, y se encontró con la solidez de un arquero que buscaba enmendar su error inicial.

Sin embargo, en las transiciones ataque-defensa el equipo dirigido por Juan Cruz Real no quedaba siempre bien parado y el contraataque de los chilenos siempre fue sorpresivo y vertiginoso. Al minuto 33 llegó el empate, por parte del delantero argentino Fernando Zampedri, que remató, tras anticiparse al defensor Segovia, dentro del área luego de recibir un centro de la zona izquierda del ataque de la Católica.

A partir de ahí, el partido se desajustó para el América. Le costó recuperar el balón y mermó su presencia en ataque. Católica se hizo con la posesión del balón y manejó los tiempos del partido a su favor. Tres minutos después del empate, marcó otro gol que fue anulado por posición irregular, que no fue tal. Al ritmo que impuso Católica terminó el primer tiempo.

Segundo tiempo con pocas ideas

Tal y como terminó la primera parte, Católica se hizo dominador y aprovechó la tenencia del balón. Ante esa situación, Cruz Real envió al campo de juego a Felipe Jaramillo, con lo cual la recuperación del América fue más intensa. Carrascal se soltó de sus obligaciones en marca y se hizo conductor. A esa altura del juego, la jerarquía en ataque de Vergara fue fundamental pero se terminó quedando solo en sus incursiones y eso mermó su despliegue físico.

Pero las intenciones ofensivas del equipo rojo no fueron constantes y la U. Católica se volvió a adueñar del protagonismo del encuentro. Los ofensivos chilenos Edson Puch, Rodrigo Pinares y Gastón Lezcano crearon sociedades de juego que desbordaron la capacidad defensiva del América. El equipo chileno tuvo de nuevo varias oportunidades de gol que no aprovechó para salir victorioso del Pascual Guerrero.

Después, Cruz Real sacó de la cancha a Adrián Ramos y a Duván Vergara y la poca vocación ofensiva del equipo rojo de Cali terminó por desmoronarse. El partido se cerró con la sensación de inferioridad creciente del América y con un equipo chileno que fue de menos a más durante todo el partido.

Merecimos ganar el encuentro sin ninguna duda, pese a que no hicimos nuestro mejor partido. Deja un sabor amargo el empate. Tuvimos situaciones dentro del partido que nos obligó a hacer un esfuerzo mayor, ahí perdimos precisión y no pudimos definir con tranquilidad las oportunidades que tuvimos. El equipo no bajó los brazos e intentamos llevarnos el triunfo pero no alcanzó. Nos vamos con la sensación de que, pese a todo, podríamos haber ganado” señaló Ariel Holan, técnico de la U, al terminó del partido.

Por su parte, el técnico del América apuntó en la rueda de prensa que “lo importante hoy es competir como lo hicimos, se compitió bien e hicimos un partido serio, lo pudimos haber ganado”. Y respecto a las críticas que ha recibido desde distintos sectores, Cruz Real remarcó: “cada quien tiene derecho a pensar lo que quiera, yo lo que veo es un equipo que en los 4 partidos anteriores mostró protagonismo con rivales difíciles. Hoy jugamos ante un rival fresco, no es una excusa, pero sí es un atenuante”.

Con ese empate, América se ubica en la tercera posición del grupo E con cuatro puntos, los mismos de Católica que es cuarto en la clasificación. El empate los deja con menos posibilidades de depender de si mismos para clasificar a la siguiente ronda. Gremio le ganó a Internacional y los dos equipos brasileños tienen siete puntos.

Es el segundo partido del América de local en esta Copa y todavía no ha podido ganar. El primero fue en su debut ante Gremio, que lo perdió por 2-0 con goles de Victor Ferraz y Matheus Henrique, el pasado 3 de marzo.

Con este encuentro, América disputó su partido 200 en la historia de la Copa, convirtiéndose en el primer club colombiano en llegar a esa cifra. Con la anotación de Duván Vergara, el equipo rojo de Cali llegó a 293 goles en la competición. Además, según el registro del estadígrafo Álvaro Hincapié, Vergara se convirtió en el sexto jugador del América en marcarle a la U. Católica en el estadio Pascual Guerrero, detrás de Willington Ortíz (1986), Ricardo Gareca (1986), Jorge Da Silva (1992), Anthony de Ávila (1993) y Ricardo Ferreira (1993).

Así quedó la clasificación del grupo E.

Con este panorama, las posibilidades reales de asegurarse la clasificación para el América depende únicamente de que el equipo suma de a tres en las próximas dos fechas que le restan a esta fase de la Copa Libertadores.

En la fecha 5 del grupo, América recibirá a Internacional en el Pascual Guerrero y la U. Católica visitará a Gremio en Porto Alegre. Estos encuentros se jugarán el próximo martes 29 de septiembre.

Redaccion Contragolpe

Jugamos En Otra Dirección

View all posts by Redaccion Contragolpe →

Leave a Reply

%d bloggers like this: