Atletas estadounidenses no serán sancionados por realizar protestas políticas

Fuente Foto Principal: El Nacional

El Comité Olímpico y Paralímpico de los Estados Unidos (USOP) anunció, a través de un comunicado, que ya no castigará a los deportistas que realicen protestas políticas pacíficas (como arrodillarse o levantar el puño apretado en una ceremonia de entrega de medallería). en rechazo a la discriminación racial o de género, durante los próximo Juegos Olímpicos de Tokio, que se llevarán a cabo en 2021.

“Prohibir a los atletas expresar libremente sus opiniones durante los Juegos, especialmente aquellos de grupos históricamente ‘infrarrepresentados e invisibilizados’ contribuye a su deshumanización”, expresa el documento emitido por la entidad.

El anuncio de esta medida se realizó este jueves, en conjunto con una recomendación de un consejo de atletas al Comité Olímpico Internacional (COI) para que cambie su política, conocida como Regla 50, que prohíbe a las personas manifestarse o exhibir “propaganda política, religiosa o racial” en los lugares olímpicos durante los Juegos.

“Pedimos al Comité Olímpico Internacional (COI) y al Comité Paralímpico Internacional (IPC) que reconozcan que las protestas centradas en iniciativas de derechos humanos y justicia social no se califican como ‘disturbios divisorios’ de los Juegos” enfatizaron en su petición los atletas.

Esta política ha sido aplicada históricamente por el COI. Una de las más recordadas fue la que tuvo lugar en las Olimpiadas de México ’68. El 16 de octubre de ese año los atletas estadounidenses Tommy Smith y John Carlos se ubicaron en los primeros lugares de la prueba de los 200 metros planos, oro y bronce respectivamente. Tras la carrera, se dispusieron a recibir las medallas y cuando se encontraban en el podio los dos levantaron su puño apretado ataviado con un guante negro, Smith el derecho y Carlos el izquierdo, en señal del Saludo del Poder Negro.

Smith, en el medio, y Carlos, a la izquierda, haciendo el Saludo del Poder Negro.

Fue un gesto en homenaje a los afroamericanos que estaba muriendo en medio del conflicto racial que sacudía a los Estados Unidos en la época. Smith y Carlos portaban insignias del Proyecto Olímpico para los Derechos Humanos y estaban descalzos, solo con medias, para representar la pobreza que vivían sus pares. Seis meses antes, Martin Luther King, uno de los máximos activistas por los derechos civiles de la población afro, había sido asesinado. “La América negra entenderá lo que hicimos esta noche”, declaró Smith.

Avery Brundage, presidente del COI, lo consideró como un acto político inadecuado. Ordenó la suspensión de los dos atletas y su expulsión de las justas. Douglas Roby, presidente del Comite Olímpico Estadounidense, expulsó a ambos atletas de la Villa Olímpica.

Un debate que continua

La aplicación de la Regla 50 ha funcionado históricamente a través de la recomendación del COI a los Comités nacionales para que lleven a cabo las respectivas sanciones por la violación de la norma. “La Regla 50 no ofrece pautas específicas para castigar a los atletas, solo establece que la disciplina debe determinarse caso por caso con la cooperación de los órganos rectores nacionales y las federaciones deportivas internacionales” explica el New York Times.

En junio de 2020, un grupo de atletas de todo el mundo, incluido John Carlos, envió una carta al COI en la que solicitó el fin de la prohibición de protestas en los Juegos Olímpicos. ““Los atletas no volverán a ser reducidos al silencio. Nos encontramos ante una encrucijada. El COI y el CPI (Comité Paralímpico Internacional) no pueden seguir penalizando a los deportistas que defienden sus convicciones, sobre todo cuando estas convicciones ilustran los objetivos del olimpismo” detalla la misiva.

Según la información del Times “el COI está pasando por su propia revisión de la regla – ha organizado foros y encuestas con atletas olímpicos de todo el mundo – y algunos observadores han dicho que el anuncio de la USOPC podría moldear significativamente esta normativa”.

“Es fundamental afirmar inequívocamente que los derechos humanos no son políticos y que los llamamientos pacíficos a la equidad y la igualdad no deben confundirse con manifestaciones divisivas”, dijo Sarah Hirshland, directora ejecutiva de la USOPC.

Esta medida tomada por la USOPC no le da libertad absoluta de protesta a los atletas en los Juegos Olímpicos de Verano en Tokio, el próximo año, sin la amenaza de castigo.

Fuente Foto Principal: El Nacional

Luis Carlos Proaños

Periodista por vocación. Hincha de las causas perdidas y del fútbol de antes. Como Fernando Palomo, creo que coincidir con tu subjetividad no me hace objetivo y que pensar distinto no nos convierte en enemigos. Editor general de Contragolpe.

View all posts by Luis Carlos Proaños →

Leave a Reply

%d bloggers like this: