Bamford, el goleador que sabe vivir con las dudas

Foto: Football NG

Fue elegido jugador del mes en la Premier League por la Asociación de Futbolistas profesionales en noviembre. “El delantero comenzó la temporada en forma eléctrica” explica el sitio oficial del Leeds United. Lleva siete goles en ocho partidos, incluido el triplete que le marcó al Aston Villa, con el que le cortó su invicto de cuatro partidos ganados al hilo y su posibilidad de hacer un arranque de temporada histórico.

Pero Patrick Bamford, nacido en Grantham, Inglaterra, ingresó al mundo del fútbol de élite sin mayor brillo. Fue andar por callejones que no comunicaban a ningún lugar. Pasos intrascendentes entre la segunda y la tercera división. Unos meses sin mucho por recordar en Crystal Palace a donde fue a parar porque su club lo prestó con el objetivo de que tuviera rodaje. Cero partidos jugados como titular. Su viaje por Norwich, donde no convenció a su entorno de continuar en ese club.

El Chelsea lo había comprado al Nottingham Forest en 2012 luego de unas grandes actuaciones en el equipo juvenil, y veía en el una ganancia a futuro por sus condiciones. Un jugador al que podía foguear por medio de préstamos en equipos en los que seguramente destacaría. Esa era su política deportiva en la época. Pero no sucedió.

Un hecho, contado en The Athletic, describe a la perfección la travesía sin rumbo que fueron las siete sesiones a diferentes equipos a las que Chelsea condenó a Bamford. En su estadía en el Palace en 2015, una tarde el entrenador Alan Pardew organizó un ejercicio de definición con el equipo. Pidió al grupo que se dividiera en dos: los que disparaban con la pierna derecha y los que disparaban con la izquierda. Bamford se ubicó pero uno de los asistentes le dijo que estaba en el lugar equivocado. “Tienes que moverte, tu pie es el derecho”. El delantero quedó desconcertado, su pie hábil siempre fue el izquierdo. Esa era la magnitud del desconocimiento del cuerpo técnico sobre sus virtudes y sus características futbolísticas. Indiferencia pura y dura.

Hasta que sus caminos se encontraron con los del Middlesbrough F. C por segunda vez. Su cuarta experiencia en la Premier League. Allí estalló su furia y su poderío. También un descenso en el medio. Así que Bamford decidió asumir el reto de quedarse, acaso con la convicción adversa de que en la primera del Chelsea no había lugar para un jugador irregular como él. Pareció encontrar un espacio ideal para su juego. El resultado: 89 partidos, 29 goles, es decir, un promedio de 0,3 tantos por encuentro. Muchos pensaron que había encontrado su versión estelar, la que se esperaba.

Los goles de Bamford en el ascenso del Leeds.

Una temporada después, Bamford arribó a Leeds United, de la mano de Víctor Orta, director deportivo que lo conocía del ‘Boro’. Llegó a un equipo que terminó con una herida abierta en el medio en su primer año. Así definió Marcelo Bielsa el intento fallido del equipo de Yorkshire por volver a la Premier League en 2018-2019, con todo a su favor, con un juego superior al de sus rivales a los que en muchas oportunidades sometió, pero al que la irregularidad lo terminó condenando. Pero, en la temporada siguiente Bamford conformó el ataque apoyado en la furia, que le había provocado su fracaso reciente, para lograr el objetivo el anhelado ascenso en el cumpleaños número 100 del Leeds United.

No obstante algunas lesiones que lo quejaron, Bamford se convirtió en pieza fundamental del equipo que ascendió ganando el título de la Championship en julio de 2020. Un total de 25 goles en dos temporadas, 16 de ellos en la que consiguió el ascenso. Goleador y figura del equipo que le devolvió el Leeds a la Premier, su hogar, después de 16 largos años de espera.

Ahora Patrick es una marca registrada de la Primera División del fútbol inglés. Un goleador acorazado que, en la lucha y la sutileza, ha encontrado un punto medio para definir su estilo, de hecho algunos lo comparan con Van Nistelrooy. El principal culpable de eso es él mismo, con una mención especial al entorno que lo arropó. Su entrenador le profesó una confianza inapelable, a la que retribuyó con creces.

A pesar de las críticas que se levantaron alrededor de la eficacia del jugador de 27 años, Bielsa lo sostuvo como su 9 de cabecera. “Desde que llegó ha puesto su confianza en mí desde el principio. Hay una gran cosa allí, que siento que tengo que pagarle” declaró Bamford hace poco. La mejor retribución ha llegado en lo deportivo. Su padre también elogió la labor del DT argentino. “Cree en él” le dijo a The Atlhetic.

El triplete de Bamford ante Aston Villa en la Premier League 2020-2021

“Bamford no contaba con la unánime aprobación de la afición. Pero sí con la de Marcelo, que confío en él desde el principio. El ‘9’ participó en todos los encuentros del campeonato a excepción de uno, siempre contando con el entrenador rosarino como principal valedor” así lo explica el portal La Media Inglesa.

Sin embargo, Bamford se sobrepuso y sigue demostrando su fuerza de voluntad. Recibió el premio a mejor jugador del mes, la distinción que hace el sindicato de jugadores de la Premier a los jugadores destacados. Hoy tiene 27 años, ha encontrado la estabilidad deportiva que el propio Chelsea le negó y que lo condenó al ostracismo durante varias temporadas. Hoy también ha encontrado la buena estrella que la Divina Providencia le entrega a los estoicos, a los que deciden no rendirse.

“Hay una lección universal en la historia de Patrick Bamford, un recordatorio de que juzgar a los jugadores a menudo no es tan sencillo como decretar que algunos son lo suficientemente buenos y otros no” escribió Rory Smith, en el New York Times.

Fuente Foto Principal: Football NG

Luis Carlos Proaños

Periodista por vocación. Hincha de las causas perdidas y del fútbol de antes. Como Fernando Palomo, creo que coincidir con tu subjetividad no me hace objetivo y que pensar distinto no nos convierte en enemigos. Editor general de Contragolpe.

View all posts by Luis Carlos Proaños →

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *