Barcelona le gana el pulso al Santos por el fichaje de Neymar en el TAS

En el litigio, el club brasileño exigía al Barcelona el pago de 61.295.000 euros por concepto de daños y perjuicios. Santos deberá pagar los costos procesales al Barcelona.

El Tribunal de Arbitraje Deportivo, TAS, ha desestimado totalmente la demanda interpuesta por el Santos de Brasil al Barcelona, ante la FIFA, por el fichaje del delantero Neymar en el año 2013. En ella, el club brasileño le exigía al Barcelona el pago de 61.295.000 euros por daños y perjuicios, con las respectivas sanciones deportivas.

Según el diario español Mundo Deportivo, en el fallo emitido por el TAS se resolvió que el contrato entre Neymar y Santos fue terminado por mutuo acuerdo, que el Barcelona no incumplió el acuerdo de traspaso al pagar los excedentes de la operación financiera al padre del jugador y a la empresa N&N.

De igual manera, el Tribunal consideró que el club catalán no cometió ninguna conducta ilegal cuando firmó el preacuerdo del pase con Neymar, ni cuando firmó el acuerdo de traspaso con Santos. Asimismo, la sentencia del Tribunal de Arbitraje Deportivo determina que Santos deberá pagar los costos del proceso de defensa al Barcelona, estimados en un total de 18.000 euros.

La razón por la que el equipo brasileño había iniciado este proceso judicial era que, desde su perspectiva, el Barça y el jugador se pusieron de acuerdo, contra los intereses del Santos, para esperar a la finalización de su contrato en 2014 y así no tener que pagar ningún costo por el traspaso.

Según la información suministrada por el Barcelona, el fichaje de Neymar se cerró por 57,1 millones de euros (17,1 al Santos y 40 a la sociedad N&N del jugador)

Segunda victoria judicial del Barcelona en casos relacionados con Neymar

Justamente, en el mes de junio de 2020, el Juzgado Social 15 de Barcelona había dictado sentencia en favor del Barcelona C.F., en la doble demanda que habían instaurado ambas partes: por un lado, Neymar exigía el pago del total del ‘singning bonus‘ (la prima por renovación del contrato por cinco años) del verano de 2016. El Barcelona C.F., por su parte, también exigía una indemnización porque entendía que Neymar había incumplido su renovación con el club en 2016 tras marcharse un año después al Paris Saint Germain.

En 2016, tras hacer la renovación del contrato, el club le abonó al jugador una parte de este pago, 14 millones de euros, de los cuales quedaban pendientes 26 millones más que serían saldados en los cuatro años siguientes de duración del contrato. La anterior cantidad era la que reclamaba Neymar en la demanda.

En la sentencia del Juzgado se resolvió que el jugador “no solo carecía de derecho para percibir la cantidad que constituye el objeto de su pretensión, sino que además, dada la pretensión articulada en su contra, debe reintegrar el exceso de lo percibido en el ‘singing bonus’ al haber extinguido antes de tiempo su contrato de trabajo sin causa justificada, más allá de la mera voluntad extintiva para fichar por otro club“.

Por consiguiente, se determinó que el jugador brasileño debía efectuar la devolución de 6,7 millones de euros al club catalán, una tercera parte de lo que pagó el Barcelona a Neymar por su permanencia en el club en un plazo de cinco años más, aunque sólo haya durado un año más.

Luis Carlos Proaños

Periodista por vocación. Hincha de las causas perdidas y del fútbol de antes. Como Fernando Palomo, creo que coincidir con tu subjetividad no me hace objetivo y que pensar distinto no nos convierte en enemigos. Editor general de Contragolpe.

View all posts by Luis Carlos Proaños →

Leave a Reply

%d bloggers like this: