Con Pirlo, la Juventus apuesta por la reestructuración de su proyecto deportivo

La destitución de Sarri y el anuncio de Pirlo como director técnico de la Juventus marca el inicio de un reperfilamiento del proyecto deportivo para la entidad de Turín.

Un día después de la eliminación de la edición 2019-2020 de la Liga de Campeones a mano del Olympique de Lyon, la Juventus anunció la destitución de Mauricio Sarri como director técnico de su equipo principal.

“La Juventus Football Club anuncia que Maurizio Sarri ha sido relevado de su cargo como técnico del Primer Equipo. El club quiere agradecer al técnico por escribir una nueva página en la historia de la Juventus con la victoria del noveno Scudetto consecutivo, la culminación de un recorrido personal que le ha llevado a escalar todas las categorías del fútbol italiano” expresó el club a través de un comunicado de prensa publicado en su sitio web. Tras tomar esta decisión, la Juventus deberá pagarle a Sarri dos años de salario, por las obligaciones contractuales que asumió cuando lo vinculó.

El presidente de la institución, Andrea Agnelli, dijo que la temporada de la Vecchia Signora fue agridulce. “Ganamos bien en Italia, fue magnífica. Y creo que la página de fútbol que escribió Maurizio Sarri es una página extraordinaria: partió desde el punto más bajo y logró ganar el Scudetto. Después de eso, en la Champions el camino es decepcionante para nosotros, para los jugadores y para la afición” puntualizó el dirigente.

Los números de Sarri al frente de la Juventus hablan de una efectividad del 71,16%: de un total de 52 partidos dirigidos por el napolitano, el club italiano ganó 34, empató 9 y perdió otros 9. Las razones de su salida, además de la prematura eliminación en Champions, según los medios italianos, tienen que ver con la mala relación con los jugadores. Además, Sarri se convirtió, con su primer scudetto, en el entrenador más veterano en ganar la Serie A, con 61 años y seis meses.

Pirlo, un nuevo proyecto en la Juventus

Luego del anuncio de la salida del entrenador napolitano, el club turinés tenía en su baraja a técnicos de renombre internacional para reemplazarlo: Mauricio Pochettino, Zinedine Zidane, Simone Inzaghi y Paulo Sousa. Sin embargo, Agnelli se inclinó por Andrea Pirlo, un histórico con identidad en el club, ganador de siete títulos locales con la institución bianconera.

Esta será la primera experiencia de Pirlo al frente de un equipo profesional. El histórico jugador de la Selección de Italia, que tiene 41 años, buscará repetir lo hecho por Antonio Conte, presentado en 2011 con la misma edad, quien inició la senda de los nueve títulos locales consecutivos que selló Sarri hace dos semanas. El contrato de Pirlo tendrá una vigencia de casi dos años: su vínculo será hasta el 30 de junio de 2022.

Con la llegada del campeón del mundo en 2006, la Juventus busca reestructurar su proyecto deportivo. Según el diario la Repubblica, la idea del entrenador de tener un plantel más joven y menos caro, ha calado muy bien en la dirigencia. “Rejuvenecer y compensar los salarios, que alcanzaron los 173 millones de euros, representan las dos pautas del próximo mercado y ya han sido anticipadas por las primeras operaciones realizadas (la compra de Arthur y Kulusevski y la venta de Pjanic)” explica el medio italiano. Además, el valor del salario de Pirlo (1,8 millones por temporada) está muy por debajo de otros técnicos de nivel internacional.

Los planes de mercado del equipo de Turín contemplan la compra de al menos un delantero centro: apuntan al mexicano Raúl Jiménez, actual atacante del Wolverhampton de Inglaterra, o Arkadiusz Milik, ofensivo polaco del Napoli; y un mediocentro: los indicados serían el argentino Rodrigo de Paul o el italiano Sandro Tonalli. Asimismo, el club buscará la rescisión del contrato de Sami Khedira, volante de 33 años, de Gonzalo Higuaín, delantero de 32 años, y de Blaise Matuidi, volante de de 33 años, así como la venta de los jugadores Douglas Costa, extremo de 29 años, y Aaron Ramsey, volante de 29 años.

Agnelli no eligió un técnico, sino una identidad. Esto parece claro. Sabia decisión, aunque muy rápida. Pirlo es un pedazo del pasado que se disfraza de futuro. Es la historia del club combinada con una, por ahora solo presunta, competencia como ensamblador, como comunicador de valores, como estratega. Valdrá la pena todo lo que se diga, pero claro que aún tiene que demostrarlo” escribió sobre Pirlo el periodista italiano Enrico Sisti.

El principal reto de Pirlo está claro. “La carga de completar una década de dominio en Italia, pero sobre todo de llevar a la Juve de nuevo a la cima de Europa. Porque los tres entrenadores en tres temporadas (Allegri, Sarri y ahora Pirlo) solo significan una cosa: ganar el Scudetto en lo más alto de la Bianconeri ya no es suficiente” así lo explica La Repubblica.

A su vez, Sisti insiste en que Pirlo deberá revalidar como entrenador todo aquello que construyó como jugador. “Pirlo deberá reconstruir y heredar ambos verbos que más o menos corresponden a atacar y defender en el campo. No todos los grandes jugadores han demostrado estar a la altura de ocupar puestos de liderazgo fuera de la cancha. Allí es importante saber gestionar el grupo, que no se enseña sino que se aprende, con humildad” remarca el periodista.

Luis Carlos Proaños

Periodista por vocación. Hincha de las causas perdidas y del fútbol de antes. Como Fernando Palomo, creo que coincidir con tu subjetividad no me hace objetivo y que pensar distinto no nos convierte en enemigos. Editor general de Contragolpe.

View all posts by Luis Carlos Proaños →

Leave a Reply

%d bloggers like this: