El descenso, una polémica que lleva años sin resolverse en Colombia

El formato del descenso hoy por hoy es uno de los grandes problemas que tienen los equipos recién ascendidos a la primera división, ya que son los más perjudicados con la construcción del promedio que se utiliza en el fútbol colombiano, condenándolos de cierta forma a tener una alta probabilidad de descender al año siguiente.

En Sudamérica, un claro ejemplo donde no hay polémica por los equipos que descienden es Brasil. En el fútbol ‘carioca’ todo lo define la tabla de posiciones, desde los cupos a copas internacionales hasta los descendidos a la Serie B de ese país. De hecho, el año pasado y por primera vez en su historia, Cruzeiro, uno de los equipos más grandes de Brasil y campeón de Copa Libertadores en el pasado (1976 y 1997) descendió a la segunda división.

Aunque, una de las diferencias que tiene el fútbol brasileño con el colombiano es que no se disputan dos torneos cortos al año, sino que se realiza un campeonato largo que en tiempos “normales” inicia en marzo y termina en el mes de noviembre.

Pereira Vs. Jaguares de Córdoba. Foto: Gol Caracol

Polémicas

Actualmente, la polémica en el fútbol de Colombia está centrada en dos puntos principales. El primero de ellos es el formato en el que está construido el descenso, y el segundo es la decisión que tomaron en la última asamblea de la Dimayor, en la cual mantuvieron los dos descensos pese a que solo se jugará un torneo en este año 2020.

El tema del formato se ha discutido desde el año pasado en las asambleas de Dimayor, pero no ha sido posible cambiarlo pese a que es inequitativo con los equipos que ascienden. Mientras que la decisión de la asamblea del pasado mes de julio tomó por sorpresa a algunos dirigentes, entre ellos a Eduardo Pimentel, máximo accionista de Boyacá Chicó.

Formato

La tabla del descenso en el FPC es la suma de los puntos obtenidos por cada equipo en los últimos tres años, contando solamente la fase todos contra todos, es decir, 40 fechas por año.

Lo polémico de este asunto es que los dos equipos que ascienden a la primera división están obligados, por el formato que se utiliza en Colombia, a iniciar con el promedio del peor equipo que se quedó en la máxima categoría, lo cual en algunas oportunidades ha generado que al año siguiente el equipo que consiguió con tanto esfuerzo el ascenso, descienda nuevamente a la segunda división.

Hace más de diez años que en el país se define al equipo que baja a la B por el acumulado de los puntos de los últimos tres años (promedio). Sin embargo, al que llega de la ‘B’ le dan el puntaje del último de la ‘A’. Así ocurre desde el 2015″, señaló José Orlando Ascencio, Subdirector de Deportes de El Tiempo.

Otro de los puntos a los que hace referencia el periodista es a lo insólito que puede resultar el descenso en Colombia, ya que un equipo que queda campeón de la liga, podría al mismo tiempo descender a la segunda división.

“El sistema del campeonato en Colombia tiene una particularidad bastante insólita. Sin importar que un equipo caiga a la segunda división, puede salir campeón de la Liga. La única desventaja que tendría el equipo que logre el título y se vaya para la B es que no obtendrá el cupo a la Libertadores, y este cupo será entregado al club que ocupe la mejor posición en la tabla de reclasificación y no haya clasificado a este torneo”, finalizó.

Oportunidades, cero cambios

Para no ir tan lejos, a finales del año 2019 hubo una asamblea extraordinaria en Dimayor para definir en formato del descenso de cara al 2020.

“Los directivos estudiaron en la segunda sesión de la asamblea extraordinaria, este jueves, la posibilidad de cambiar el sistema de descenso. La propuesta fue derrotada: se necesitaban las dos terceras partes de los votos de los clubes (es decir, 24 votos) y se obtuvieron 23”, expresó el portal Futbolred en su nota periodística La polémica decisión que tomó Dimayor sobre el tema del descenso, publicada el 01 de noviembre de 2019.

Así inició la tabla del descenso en el 2020. Foto: Twitter

Como se aprecia en la imagen y por el formato del descenso que hay en Colombia, Pereira y Boyacá Chicó (equipos ascendidos en 2020) tuvieron que iniciar a 12 unidades del Deportivo Pasto, porque están en la obligación de iniciar con el peor promedio del equipo que se quedó en primera, en esta oportunidad Jaguares de Córdoba.

Es injusto que los equipos que lucharon por el ascenso, al año siguiente deban luchar de esa forma para tratar mantener la categoría. Se han visto casos en equipos como Fortaleza, Tigres, Leones, Cortuluá, entre otros, que luchan por un ascenso y que al año siguiente vuelven a descender.

Por eso, no es descabellada la siguiente opinión de Andrés Vargas en El Tiempo. “El sistema tendría más coherencia si bajaran los dos peores equipos de la reclasificación. Si la tabla de puntos totales anual se usa para otorgar cupos a torneos internacionales, dando un premio a la regularidad, ¿por qué no usarla para castigar la irregularidad con el descenso? Así, los dos peores equipos del año descienden al final de temporada, todos nos ahorramos la calculadora de promedios y no premiamos la vagancia de algunos clubes que, viviendo de las temporadas pasadas, se dan el lujo de vender jugadores, ganar un poco de dinero, y quedar al año siguiente en puestos muy bajos en esa tabla de reclasificación”.

Decisión polémica

Por otro lado, además del formato, la otra polémica que se desató esta semana en el FPC fue la decisión tomada en la pasada asamblea, en la cuál se definió que sí habrá descenso a final del año que está en curso, pese a que solo se jugará un torneo.

Eduardo Pimentel. Foto: Antena 2

Uno de los primeros en reaccionar ante esta decisión fue Eduardo Pimentel, máximo accionista de Boyacá Chicó, quien afirmó que el descenso se define en 40 fechas, no en 20.

“No quieren votar el tema del descenso y quieren dejarlo así. Como premio ascendemos y peleamos 40 fechas para no descender, nosotros no aceptamos ni 39 ni 38, eso no tiene sentido. Ahora acá se van a jugar solamente 20 fechas. No quieren entender que debemos defender nuestros derechos que ganamos en franca lid en el terreno de juego. Siempre tres o cuatro somos los que estamos pendientes y peleando por el descenso, a los demás no les puede afectar en una votación, ni les interesa, ni les importa. Obviamente que ese tema lo demandaré ante todas las instancias nacionales e internacionales” remarcó el dirigente.

José Fernando Salazar. Foto: Caracol Radio

Por eso, la propuesta que en su momento presentó el máximo accionista de Águilas Doradas, José Fernando Salazar tendría coherencia. El dirigente propuso que no hubiera descenso en el año 2020.

Es simple sentido común, en momentos de absoluta crisis es tirar un salvavidas a los equipos Pereira, Chicó, Patriotas, Jaguares, Envigado, Pasto para no ahondar en la crisis. Además en el fondo es un acto de justicia con quienes muchos años lucharon por el ascenso como Pereira o Chicó y quienes verían cercenada su defensa de la categoría al no tener las 40 fechas para disputar su permanencia”, señaló el dirigente.

A su vez, también agregó que “el ascenso se mantendrá igual, para no desestimular el importante torneo, que aglutina históricos del FPC y otros nuevos que se preparan y trabajan abnegada y meritoriamente en la búsqueda del cupo en primera”, finalizó.

Si se hubiera tomado esta decisión, en el 2021 hubiéramos visto una liga de 22 equipos y un torneo (segunda división) de 14. Después la Dimayor definiría el número de descensos para el próximo año, pero por el momento es imposible debido a la determinación que tomaron en la pasada asamblea

Sería mucho más equitativo que la tabla de reclasificación (la cual otorga cupos a copas internacionales) también definiera los descensos a la segunda división, porque de esa forma, todos los equipos iniciarían en igualdad de condiciones, el promedio se eliminaría y los dos clubes con peor desempeño en el año descenderían, independiente de su historia y su peso en la Dimayor.

Así está la tabla del descenso actualmente.

De momento, para el próximo 7 de agosto se citó una nueva asamblea extraordinaria en la Dimayor, pero aún no se conoce el orden del día, tampoco si será revisado y votado el tema del descenso.

Jhoan Sebastián Salazar

Apasionado por el fútbol y otras disciplinas como el tenis y el automovilismo. Me encanta debatir y opinar sobre temas de actualidad, más aún si es con personas que conocen del tema. Me gusta comentar o narrar cualquier partido de fútbol, independientemente si es para radio, televisión o redes sociales. También me gusta escribir sobre todos los deportes. Director general del Centro de Medios C&C.

View all posts by Jhoan Sebastián Salazar →

Leave a Reply

%d bloggers like this: