El fútbol chino fija un tope salarial

Foto: The Sun

La Superliga China tendrá un límite salarial a partir de la próxima temporada. Así lo ha oficializado la Asociación China de Fútbol (CFA), como parte de un paquete de medidas que buscan limitar el gasto y garantizar un crecimiento sostenible a largo plazo.

A través de un comunicado publicado en su página web, la entidad especifica que los jugadores extranjeros de los clubes de la Superliga, máxima división del país, no podrán ganar más de 3 millones de euros netos al año (3,6 millones de dólares al cambio actual). Además, el salario de los jugadores nacionales en una sola temporada no podrá los 628.000 euros brutos (762. 398 dólares).

Jiangsu Suning ganó la Superliga China 2020 luego de vencer al Guangzhou Evergrande en la final.

La Asociación también limitará a 600.000 millones de yuanes (917.010 millones de dólares) el gasto anual de cada club, a los que se podrán añadir otros 10 millones de euros para realizar fichajes de jugadores foráneos. Los equipos que infrinjan esta normativa podrán ser penalizados con la pérdida de entre 6 y 24 puntos.

Para poder realizar el ajuste de salarios, la Asociación permitirá que la diferencia con sus sueldos actuales les sea pagada a los jugadores en un plazo de tres años bajo el concepto de primas y este gasto no será tenido en cuenta en sus estados financieros anuales. Si las autoridades supervisoras descubren que algún equipo está cometiendo fraude para atraer a jugadores pagándoles dinero adicional bajo cuerda, el club será descendido de categoría y los futbolistas involucrados serán sancionados con dos años sin jugar.

Según La Vanguardia de España, estas medidas podrían suponer el fin definitivo de los fichajes rimbombantes en China: “por ejemplo, según las informaciones publicadas a finales de 2016, el argentino Carlos Tévez llegó al Shanghai Shenhua con un salario de unos 38,3 millones de euros por cada una de las dos temporadas por las que firmó” explica el periódico ibérico.

“El gasto por equipo en la Superliga es diez veces superior al de la K-League surcoreana y tres veces mayor que el de la J-League japonesa. Sin embargo, nuestra selección está muy por detrás. Las burbujas no solo afectan al presente del fútbol chino sino que también dañan su futuro”, explicó el presidente de la CFA, Chen Xuyuan.

De acuerdo con los datos de la agencia oficial de noticias Xhinua, en 2018 cada uno de los 16 clubes gastó cerca de 1.100 millones de yuanes (cerca de 168.000 millones de dólares) lo que generó pérdidas en la mayoría de los casos, por lo cual esta serie de medidas implica un reajuste económico al que tendrán que someterse los equipos.

Otra de las medidas tomadas es que todos los equipos lleven en su denominación oficial el nombre de su empresa propietaria, como el Guangzhou Evergrande o el Shanghai SIPG, deberán eliminarlo y buscar un nuevo nombre a partir de la temporada 2021. Sobre esto Chen Xuyuan señaló que espera que todos comprendan el significado y la necesidad de este trabajo desde una perspectiva de desarrollo. “En el futuro, los clubes usarán nuevos nombres para mostrar la nueva cultura y la nueva imagen de sus equipos, a fin de promover la industria del fútbol chino a largo plazo” finalizó el directivo.

Actualmente, en la Superliga China militan un total de 95 jugadores extranjeros; algunos de talla internacional como Oscar, Paulinho, Bakambu, El Shaarawi, Marek Hamsik, Salomón Rondón, Marron Fellaini o el colombiano Giovanni Moreno.

Fuente Foto Principal: The Sun

Luis Carlos Proaños

Periodista por vocación. Hincha de las causas perdidas y del fútbol de antes. Como Fernando Palomo, creo que coincidir con tu subjetividad no me hace objetivo y que pensar distinto no nos convierte en enemigos. Editor general de Contragolpe.

View all posts by Luis Carlos Proaños →

Leave a Reply

%d bloggers like this: