El fútbol inglés podría volver por televisión abierta

El ministro de Cultura de Inglaterra dijo que en las últimas semanas ha mantenido conversaciones avanzadas con la organización para poder emitir algunos partidos por señal abierta. Encuentros sin adjudicación de derechos entrarían en esa negociación.

En las últimas semanas ha crecido la posibilidad de que el regreso del fútbol de Inglaterra sea con algunos partidos transmitidos a través de señal abierta de televisación. Al respecto, el ministro de Cultura británico, Oliver Dowden, ha dicho que en las últimas horas se han mantenido conversaciones avanzadas entre el gobierno y los organizadores de la Premier League y del fútbol inglés.

Esas discusiones están en curso. Tengo conversaciones productivas, hace un par de semanas y ahora, las últimas, con la Premier LeaguePrimera División-, la EFL- English Football League, segunda división- y la FA- Federación de Fútbol, máximo órgano de este deporte en Inglaterra-. Espero que podamos resolver esto y también que podamos obtener más dinero para este deporte ” explicó Dowden en la intervención diaria sobre el manejo del coronavirus que hace el Gobierno.

Actualmente, los derechos de transmisión en el fútbol inglés son propiedad de Sky, perteneciente al magnate australiano Rupert Murdoch, que pagó 4020 millones de euros por un paquete de 128 partidos en 3 años, y de BT Sports, dueña de los derechos británicos de ESPN, que pagó 994 millones de euros por un paquete de 32 partidos. Ambas cadenas firmaron ese contrato en 2018 y su duración es hasta 2022.

La propuesta oficial es flexibilizar los horarios de transmisión para los partidos de los sábados en la tarde.

Sin embargo, según informa Mundo Deportivo, Sky y BT Sport poseen únicamente los derechos de 47 encuentros de los 92 restantes de esta temporada. “Hay otros 45 pendientes de adjudicación, con Amazon, la BBC e incluso Youtube con la capacidad logística para ofrecer este contenido” explica el medio catalán.

La propuesta contempla flexibilizar los horarios de transmisión de los sábados, que están restringidos por ley entre la franja horaria de las 3:45 a 5:15 de la tarde (hora inglesa). Si se logra un acuerdo, esta norma se modificaría eventualmente. El objetivo principal del Gobierno para lograr un trato con los organizadores es evitar que los hinchas se reúnan en las cercanías de los estadios cuando el fútbol se reactive. La idea de Dowden es que los los derechos pactados se respeten y que los partidos que no han sido adjudicados puedan negociarse. El ejecutivo insiste en el beneficio social que supondría una eventual democratización del fútbol y el incremento de su acceso a los aficionados en tiempos de pandemia.

Entre tanto, el Gobierno inglés espera los protocolos para que los equipos avancen a la fase 2 de los entrenamientos, en la que se permitiría el contacto físico. La actual fase, pensada para una duración de ocho días, se podría extender una semana más si así lo deciden médicos, entrenadores y jugadores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *