El fútbol se suma a las protestas antirracistas en Estados Unidos

En sintonía con lo hecho por algunos equipos de la NBA y la NFL, la Major League Soccer (MLS) suspendió los cinco partidos de la fecha que se debían disputar esta semana como protesta ante el caso Jacob Blake. El Black Lives Matter está más presente que nunca.

Esta semana, el deporte profesional estadounidense se plantó firmemente en protesta por el caso de violencia racial en el que el agente policial Ruben Sheskey le disparó en siete ocasiones a Jacob Blake, ciudadano afroamericano, que se encontraba a las afueras de su carro, en la ciudad de Kenosha, ubicada en el estado de Wisconsin.

Y en esa misma línea, la Major League Soccer decidió no llevar a cabo los partidos que estaban programados para la jornada de ayer. Los encuentros Inter de Miami vs Atlanta United, Dallas vs Colorado, Real Salt Leak vs Los Angeles FC, San José vs Portland y Galaxy vs Seattle fueron pospuestos hasta nuevo aviso.

“La injusticia racial y la brutalidad policial hacia las personas negras en nuestro país debe terminar ahora” dijo la franquicia del Portland Timbers en un comunicado.

“Estamos en solidaridad con la comunidad afroamericana, con nuestros jugadores, nuestra ciudad y nuestros aficionados en la lucha contra la injusticia. Debemos usar nuestras voces para ser el cambio” manifestó, en un comunicado, la franquicia de Atlanta United.

Por su parte, la MLS, a través de su cuenta oficial de Twitter en español, aseguró que “condena inequívocamente el racismo y siempre ha apoyado la igualdad”. Además, enfatizó en que se deben llevar a cabo acciones reales para que la situación de la comunidad afroamericana en los Estados Unidos cambie. “Continuaremos trabajando con nuestros jugadores, clubes y la comunidad de fútbol más extensa para usar nuestro poder colectivo y luchar por la igualdad y la justicia social” concluye el comunicado de la entidad.

Lo anterior ocurrió después de que el día de ayer la National Basketball Association decidió, por iniciativa de la Asociación de jugadores, cancelar totalmente la jornada de Play-offs, luego del boicot histórico de los Bucks de Milwaukee a la serie que debían jugar ante los Magic de Orlando.

Según el diario Marca, Nike también se sumó al apoyo de la iniciativa. “Esponsor principal de la NBA y suministradora de la equipación de los 30 franquicias del campeonato, apoya a los jugadores en su postura por el caso Blake” informó el medio español. Algunos equipos como los Clippers y los Lakers se han negado a seguir jugando la competición.

De acuerdo a la información del canal de deportes Varsky Sports, los deportistas Lebron James, de Los Angeles Lakers, y Chris Paul de Oklahoma City Thunder, han sido los lideres de la iniciativa para que, junto al Básket, otros deportes se unan a la suspensión de sus actividades en el marco de la protesta antirracial.

Justamente, los Cerveceros de Milwaukee y los Rojos de Cincinatti, de la National Baseball League, decidieron sumarse y no jugar su encuentro programado para la noche de ayer. Mientras tanto, otros equipos de las grandes ligas, como los Marinos de Seattle, analizan la posibilidad de no jugar sus encuentros. Además, la tenista japonesa Naomi Osaka se negó a jugar su encuentro por las semifinales del Masters 1000 de Cincinnati, y contó con el respaldo de la organización del torneo, que decidió aplazar por un día la competición.

Esta manifestación, por parte de los deportistas en contra de la violencia racial, es la segunda masiva en el 2020. La primera se generó luego del asesinato de George Floyd, a manos de un policìa, en el mes de mayo en Mineápolis. Asimismo, se suma al movimiento Black Lives Matters, creado en 2014, en protesta contra “de las formas en que los negros se ven privados de sus derechos humanos básicos y de la dignidad. Es un reconocimiento de la pobreza negra y el genocidio, es un estado de violencia” según ha explicado una de sus fundadoras, Alicia Garza.

De acuerdo con la ONG Mappin Police Violence, el 24% de los muertos en Estados Unidos, a mano de la policía son negros. Según la BBC, las personas negras tienen más del doble de posibilidades de ser acribilladas; y, los resultados de una encuesta realizada John Gramlich, investigador del centro Pew en 2019,  arrojaron que el 84% de los adultos negros consultados dijo que la policía los trata peor que a la comunidad blanca.

Mientras tanto, en la ciudad de Kenosha se siguen presentando protestas en la calle y enfrentamientos entre ciudadanos y la policía, y el presidente Donald Trump ha anunciado el envío de mayor pie de fuerza de la Guardia Nacional para atender esta situación. Jacob Blake se encuentra en atención hospitalaria, y según CNN, “su familia dijo que el tiroteo probablemente lo dejaría paralizado de cintura para abajo”.

Luis Carlos Proaños

Periodista por vocación. Hincha de las causas perdidas y del fútbol de antes. Como Fernando Palomo, creo que coincidir con tu subjetividad no me hace objetivo y que pensar distinto no nos convierte en enemigos. Editor general de Contragolpe.

View all posts by Luis Carlos Proaños →

Leave a Reply

%d bloggers like this: