El recuerdo siempre estará latente

El estadio Vicente Calderón: 51 años albergando las emociones y los corazones colchoneros, hoy a punto de ser demolido por completo.

Lejos queda ya aquel 2 de Octubre de 1966, cuando el Estadio Manzanares abría sus puertas por primera vez. 62.000 almas le dieron la bienvenida y encendieron las luces del fútbol a lo que sería un estadio que con el paso del tiempo, cualquier equipo de Europa temería visitar.

Los sucesos históricos tienen, por supuesto, micro historias alucinantes, pues bien, esta no es la excepción. Cuarta jornada de la liga española, Atlético de Madrid se mide ante el Valencia en su nueva casa, los protocolos terminan y la pelota echa a rodar. Cuanta emoción causará en un hincha el sentimiento de encontrarse, casi que sin saberlo, presenciando quizá, por su afición y sus colores de preferencia, el partido que jamás deberá olvidar. Minuto 19, José Cardona manda un centro y será la testa de un  futbolista que tanto le dio a España como jugador y entrenador la que envíe la pecosa al fondo de la red, Luis Aragonés, inaugurando la casa de la familia colchonera, con un gol colchonero y al mejor estilo rojiblanco.

No sería sino hasta 1971 que el Estadio Manzanares pasaría a llamarse Estadio Vicente Calderón, en honor al entonces presidente del club. En 1972 termina la primera remodelación del estadio y para su puesta en corto se enfrentarían España vs Uruguay, partido que terminaría 2-0 en favor de los Españoles y hay de quien se atreva a negar que este recinto desde su inicio ya tenía mística. A orillas del río manzanares, generaciones enteras de aficionados colchoneros vivirían lo que será un recuerdo inolvidable, aquella sorprendente obra arquitectónica, por la que debajo, hasta una autopista quiso hacer presencia.

Estado actual del estadio Vicente Calderón.

Su segunda remodelación llega en 1980 y con el punto de mira puesto en la Copa Mundial de Fútbol de 1982. Por supuesto un gran apoyo económico por parte del comité organizador del torneo  y un aún mayor esfuerzo por parte del club terminaron de darle vida al Vicente Calderón que todos vimos despedirse para darle paso a la nueva casa, el Wanda Metropolitano.

Por supuesto que este recorrido no iba a dejar de lado a todas las glorias que pisaron su  césped con la camiseta rojiblanca. Mono Burgos, Carlos Aguilera Marín, Rubén Hugo Ayala (Ratón Ayala), Diego El Cholo Simeone, Juan Vizcaíno, Alberto Fernández, Adelardo La Leyenda Rodríguez, Agustín Sánchez Quesada, Adrián Escudero, Fernando Torres, Diego Forlán y El Tigre Radamel Falcao García, entre otras muchas glorias, se encargaron de aumentar la magia del recinto y el temor de sus rivales.

Así el diez veces campeón nacional, una vez campeón intercontinental, tres veces campeón de Europa League y tres veces campeón de la Supercopa de la UEFA, sigue aun despidiéndose de lo que fue su templo, su casa y la misma de todos esos aficionados fieles que no faltaban a la cita cada jornada y se llevaron su asiento a casa. El recuerdo siempre estará latente a la espera de nuevas consagraciones en su nuevo hogar, el Wanda Metropolitano, que sin duda jamás borrará la huella del gran Estadio Vicente Calderón alguna vez ubicado en Madrid, a orillas del Manzanares.

Leave a Reply

%d bloggers like this: