Federación Alemana de Fútbol es investigada por presunta evasión fiscal

La Fiscalía de Fráncfort allanó y registró las instalaciones de la Federación Alemana de Fútbol (DFB, por sus siglas en alemán), así como los departamentos privados de las principales directivos de la Federación por sospechas “presuntamente graves” de evasión fiscal.

Según la entidad, los hechos están relacionados con los partidos internacionales de la Selección Alemana entre 2014 y estarían implicados seis funcionarios antiguos y actuales, aunque sus nombres aún no han sido revelados. Se trata, presuntamente, de una tergiversación consentida de los ingresos por concepto de ingresos publicitarios de esos partidos, tras lo cual la DFB se evitó el pago de aproximadamente 4,7 millones de euros (5,5 millones de dólares) en impuestos, de acuerdo a lo informado en un comunicado de prensa.

En el marco de esta operación más de 200 investigadores, en conjunto con la Policía Federal, fueron movilizados para los allanamientos, que también se dieron en varios domicilios privados, en las regiones de Hesse, Baviera, Renania del Norte-Westfalia, Baja Sajonia y Renania-Palatinado, según informa el portal web del canal DW en español.

“Basado en la investigación hasta el momento, hay sospechas de que los acusados conocían las incorrecciones fiscales, pero eligieron de forma consciente dar a la DFB una gran ventaja fiscal”, dijo la oficina del fiscal en un comunicado, de acuerdo con la información de la agencia Reuters.

Por su característica empresarial, la DFB no debe pagar impuestos por la gestión de sus activos, pero sí está obligado a hacerlo por todas las operaciones derivadas de sus actividades comerciales.

Según la entidad investigadora, en 2013 la DFB había firmado un acuerdo con una compañía suiza para gestionar el marketing de los avisos publicitarios ubicados dentro del campo de juego en los partidos de la Selección. Sin embargo, la Fiscalía señaló que, a pesar de dicho acuerdo, la Federación aún tenía margen de decisión para elegir las firmas que compran espacio para proteger a sus patrocinadores principales.

“En términos impositivos, esto tiene como consecuencia que los ingresos no podrían ser catalogados como de gestión de activos libre de impuestos, sino que entraban en la categoría de una operación comercial tasada y como tal debería haber sido gravada” indicó la Fiscalía.

Fritz Kellerr, presidente de la DFB. Foto: Stuttgarter Zeitung

Entre tanto el presidente de la DFB, Fritz Keller, señaló que cooperará con las autoridades en esta investigación. “Estoy a favor de arrojar luz sobre esto para que el fútbol pueda tener un futuro limpio. He defendido la apertura y la transparencia, así que el respaldo a una investigación solo puede ser bienvenido” dijo Keller.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *