FIFA aprueba el uso de dineros para apoyar a las Federaciones en medio de la pandemia

El Buareau de la FIFA, una de las comisiones que conforman al máximo ente del fútbol mundial, aprobó hoy el reglamento del plan de apoyo a las federaciones para intervenir la crisis económica generada por la Covid-19.

Este miércoles 29 de julio, la FIFA anunció que su Buareau ha aprobado el reglamento del Plan de Apoyo COVID-19, una estrategia diseñada por el Consejo Directivo para intervenir sobre los efectos económicos que ha causado la pandemia en el fútbol mundial.

El objetivo de este plan, según ha comunicado la entidad, es “paliar la situación de emergencia económica y garantizar que se ofrezcan ayudas para la reanudación de la práctica del fútbol en todo el mundo, así como velar por su futuro bienestar“.

Luego de la aprobación del reglamento, la FIFA implementará la tercera fase del plan. Para ello, se han puesto a disposición un total de 1.500 millones de dólares que se deben invertir en el fútbol profesional, juvenil y de base. La entrega de este dinero, que recibirán las 211 federaciones miembro, se hará bajo dos conceptos: subvenciones y préstamos.

Subvenciones o subsididos: según el documento publicado por la FIFA, “todas las federaciones miembro de la FIFA tendrán a su disposición una subvención de solidaridad universal de 1 millón de dólares y otra más de 500.000 dólares, que se destinará específicamente al fútbol femenino“. Las confederaciones también podrán optar por una subvención de 2 millones de dólares. La totalidad del dinero se transferirá en un plazo de julio de 2020 a enero de 2021.

Préstamos: la FIFA ha informado que “todas las federaciones miembro podrán solicitar préstamos sin intereses de hasta el 35% de sus ingresos anuales auditados. En aras de la solidaridad, se brindará la posibilidad de solicitar préstamos de un mínimo de 500.000 dólares y un máximo de 5 millones de dólares“. Además, bajo este concepto, cada una de las confederaciones tendrá la posibilidad de percibir hasta 4 millones de dólares en préstamos.

Las directrices de FIFA para esta tercera fase indican que las federaciones podrán destinar esos fondos en actividades que estén relacionadas con: el reinicio de las competencias, la implementación de protocolos para el regreso del fútbol, la participación de los seleccionados en torneos, la contratación de personal, el mantenimiento de las infraestructuras deportivas y el abono de los gastos administrativos y operativos.

El apoyo económico de la FIFA, contemplado en el Plan de Apoyo Covid-19, tiene un componente de ayuda destinado al fútbol femenino. FOTO: Twitter @fifacom_es

Esta tercera etapa tiene por finalidad “que las federaciones y las confederaciones cuenten con ayuda financiera adicional para contribuir a proteger y salvaguardar al fútbol de los efectos económicos negativos de la pandemia en cada uno de sus países y regiones” según expresa el documento oficial.

Las otras dos fases previas de este plan ya se llevaron a cabo. En la primera, llamada Provisión Inmediata de Liquidez, se transfirieron todos los fondos FIFA Forward 2019 (un programa de asistencia individualizada en materia de desarrollo del fútbol) para gastos operativos a las Federaciones miembro, en medio de esta contingencia. La inversión total para esta fase fue de 152 millones de dólares.

En la segunda etapa, nombrada Provisión de Otras Ayudas para las Federaciones Miembro, se avaló el uso de los recursos del programa Forward, que estaban destinados al ítem de desarrollo del fútbol, para intervenir en la crisis generada por la propagación del coronavirus. El 50% de estos fondos se debieron destinar al fútbol femenino, según informó la entidad. Para esta etapa se destinaron un total de 465 millones de dólares.

La suma total del apoyo para el fútbol mundial en este plan, por parte de la FIFA, será de 532.000 millones de dólares. De los cuales 2.000 se destinarán a las confederaciones. La entidad ha informado que colaborará con las Confederaciones y las Federaciones miembro para implantar la tercera parte del plan, por medio de una estrategia de contenido didáctico.

Cabe resaltar que los cálculos oficiales hablan de una pérdida de ingresos anuales de entre el 10% y el 30 % en las Federaciones miembros, y estiman que el 90% de los efectos económicos adversos, causados por esta contingencia, se han dado en los clubes de fútbol.

Asimismo, se anunció la creación de la Comisión de Supervisión, un órgano ad hoc de la FIFA, que será encargada del control de la puesta en marcha de este plan. Para hacerlo, “tendrá la potestad de solicitar información o documentación adicional sobre las solicitudes, los pagos y la supervisión cuando lo considere conveniente” según expresa lo consignado en el documento.

Es preciso recordar que este sería otro de los aportes económicos hechos a las Federaciones de Fútbol de Sudamérica para alivianar la crisis económica generada a nivel mundial. En junio de 2020, la Conmebol también anunció el refuerzo de la asistencia económicas a sus Federaciones miembro con un fondo de 6 millones de dólares, repartidos equitativamente entre cada una de ellas.

De ese monto, 2 millones fueron destinados para realizar las pruebas de COVID-19 en las ligas nacionales y cubrir los gastos de laboratorio requeridos; y los 4 millones restantes (400 mil dólares para cada Federación) se destinaron para invertir en sus necesidades más inmediatas. Ese aporte se hizo en cumplimiento del Reglamento de los Fondos Evolución, según comunicó la entidad.

Conmebol informó en su momento que esa inversión se sumó a los 79000 millones de dólares que había puesto a disposición previamente y que se distribuyeron así: 55.000 millones adelantados a clubes, 10.000 millones adelantados de Copa América a las distintas Asociaciones Miembro, y los 14.000 millones adicionales correspondientes a los Fondos Evolución.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *