Jugadoras de fútbol tendrían mayor riesgo de sufrir de demencia

Foto: The Guardian

El debate sobre la demencia como secuela a largo plazo en los jugadores profesionales de fútbol está encendido en el Reino Unido. Hace un mes, Sir Bobby Chalrton, ex campeón del mundo y figura de la Selección de Inglaterra y del Manchester United, fue diagnosticado con esta trastorno. Además, en octubre de este año otro excampeón inglés, Nobby Stiles, murió a causa de esta patología.

Nobby Stiles, exjugador inglés que falleció a causa de demencia avanzada.

En octubre de 2019, la Universidad de Glasgow reveló, a través de una investigación, que los exfutbolistas profesionales tienen tres veces y media más probabilidades de sufrir demencia y otras enfermedades neurológicas graves.

Jeff Astle, Peter Bonetti, Tommy Carroll, Stevie Chalmers, Jack Charlton, Chris Chilton, Jimmy Conway, Duncan Forbes, Alan Jarvis, Frank Kopel, Billy McNeill, Martin Peters, Barry Pierce, Mike Sutton, John Talbut, Mike Tindall, Ray Wilson, Nobby Stiles, sir Bobby Charlton, todos ellos, jugadores británicos de la década de los 60, han sido diagnosticados con demencia.

Sin embargo, aún no existe una evidencia científica contundente sobre la huella que podría dejar en las mujeres que también se han dedicado a este deporte. Por ello, el neurocientífico Michael Gray, de la Universidad de East Anglia en Norwich, está liderando el proyecto Scores, una investigación que tiene como objetivo descubrir el impacto real que puede tener la práctica de diferentes deportes, y como caso específico el fútbol profesional, en la salud cerebral de las mujeres mayores de 40 años.

“Sabemos que existe un mayor riesgo de demencia en los ex futbolistas profesionales y creemos que esto está relacionado con cabecear repetidamente el balón. Sabemos muy poco sobre cómo esto afecta a las jugadoras, pero creemos que las jugadoras tienen un riesgo aún mayor de desarrollar demencia relacionada con el deporte que los jugadores masculinos” ha explicado Gray.

La hipótesis de esta afirmación se sostiene sobre datos de salud pública relacionados con la actividad cerebral de las mujeres.  En la actualidad, el 61 por ciento de las personas que padecen demencia en el Reino Unido en la actualidad hacen parte del sexo femenino. Uno de los aspectos a tener en cuenta es la fuerza del cuello. Las personas con cuellos más grandes y gruesos tienen menos probabilidades de tener ese tipo de lesiones.

Actualmente, Scores se encuentra en su Fase 3, que contempla la realización de Pruebas en todo el Reino Unido. Ya se completaron las pruebas piloto y ahora están reclutando voluntarias para someterse a este estudio. Scores busca investigar la tasa de deterioro cognitivo en ex futbolistas profesionales en comparación con personas que no han estado expuestas a esas prácticas.

Chelsea vs Arsenal en la FA Women’s Super League

“En el fútbol específicamente, si nos fijamos en las conmociones cerebrales, las mujeres las experimentan en mayor medida que los hombres. No sabemos si eso se extiende a las lesiones subconmocionales, que realmente es el gran factor de la neurodegeneración. Pero creo que, dado que las mujeres experimentan conmociones cerebrales en mayor medida que los hombres, es probable que también tengan un daño mayor a través de estas lesiones subconmocionales. Simplemente no lo sabemos, pero tiene sentido que ese sea el caso, y por eso es tan importante que estudiemos tanto a mujeres como a hombres” explica el doctor Gray.

La demencia es un síndrome, de naturaleza progresiva, caracterizado por el deterioro de algunas funciones cerebrales como la memoria, la orientación, la comprensión, el cálculo, la capacidad de aprendizaje, el lenguaje y el juicio. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS) la enfermedad de Alzheimer, que es la forma más común de demencia, acapara entre un 60% y un 70% de los casos en el mundo. Además, es una de las principales causas de discapacidad y dependencia entre las personas mayores en el mundo entero.

Este estudio promete revelar con claridad cuál es la relación real entre la práctica de fútbol y el daño cerebral en el caso específico de la población femenina de Inglaterra.

Liverpool vs West Ham en la Women’s Super League de Inglaterra. Foto: The Liverpool Offside

“Golpear una pelota como forma de vida es un riesgo. No quiere decir que toda persona que golpee una pelota con la cabeza vaya a tener demencia, pero queremos que entiendan cuál es el riesgo” ha señalado el doctor Gray. “Lo más importante que hay que lograr es reducir la exposición. Nadie quiere cambiar el juego ni obligar a la gente no jugar, lo que queremos es reducir los cabezazos durante entrenamientos y limitar los cabezazos en los niños. Ellos no deberían golpearle con la cabeza nunca”.

El gobierno del Reino Unido declaró la Demencia como un área de atención prioritaria en la última década y ha fijado los esfuerzos del Sistema Nacional de Salud (NHS, por sus siglas en inglés) para su diagnostico temprano. En los últimos años, por la presión del entorno familiar de los exfutbolistas diagnosticados con este síndrome y por la falta de claridad al respecto, la neurodegeneración ha sido uno de los principales temas sobre los que se han enfocado las investigaciones médicas. “Aún quedan muchas preguntas pendientes en este campo. Solo a través de la investigación encontraremos estas respuestas” explica Scores, en su sitio web.

Luis Carlos Proaños

Periodista por vocación. Hincha de las causas perdidas y del fútbol de antes. Como Fernando Palomo, creo que coincidir con tu subjetividad no me hace objetivo y que pensar distinto no nos convierte en enemigos. Editor general de Contragolpe.

View all posts by Luis Carlos Proaños →

Leave a Reply

%d bloggers like this: