La histórica remontada del United para ganar la Champions en 1999

La UEFA Champions League es el torneo de clubes más importante del mundo, y a lo largo de su historia ha mostrado partidos que siempre quedarán en los libros, como las goleadas del Bayern Munich al Barcelona (7-0 y 8-2 en dos ediciones diferentes), el título del Chelsea en el 2012, los tres títulos consecutivos del Real Madrid de la mano de Zidane, entre otros.

Pero hay una final que siempre será recordada en la historia de esta competencia, y no por ser uno de los mejores partidos, sino por cómo el campeón cambió en cuestión de solo dos minutos.

Esta final se jugó en 1999 entre Manchester United y Bayern Munich en el estadio Camp Nou de España. En la edición de esa Champions, los finalistas ya se habían enfrentado en dos oportunidades previas y ambos partidos terminaron empatados. Fue una temporada histórica para el United. Por primera vez en su historia, de la mano de Sir Alex Ferguson, conseguía el triplete: UEFA Champions League, la Premier League y la FA Cup.

Manchester United ganó en 1999 su segunda Champions. Foto: Talk Sport

Camino en la Champions

El grupo que le tocó al United en esa edición de la Champions fue considerado la zona de la muerte: Bayern Múnich, Barcelona y Brøndby IF (uno de los equipos más grandes de Dinamarca). El equipo inglés sumó 10 unidades y con eso le bastó para acceder a los octavos de final. Los resultados en la fase de grupos fueron los siguientes:

  • Manchester United 3-3 Barcelona
  • Bayern 2-2 Manchester United
  • Brøndby IF 2-4 Manchester United
  • Manchester United 5-0 Brøndby IF 2-4
  • Barcelona 3-3 Manchester United
  • Manchester United 1-1 Bayern

En Octavos de Final, su rival sería el Inter. En ambos partidos, el United fue dominador absoluto del juego y terminó ganando la serie con un marcador global de 3-1 (2-0 la ida en Inglaterra y 1-1 en Italia). Posteriormente, en Cuartos de Final, el camino lo enfrentó con la Juventus, equipo con el que sufrió pero terminó pasando la serie con un marcador global del 4-3 (empató 1-1 la ida de local y luego ganó en Italia 3-2)

Luego de superar a dos equipos grandes de Italia, por cosas del fútbol y en una misma edición, el Manchester United tendría que enfrentar por tercera vez al Bayern Munich.

Formaciones del Manchester y Bayern en la final jugada en el Camp Nou.

Final épica

El 26 de mayo de 1999, el Camp Nou de España se vistió de gala para recibir su segunda final de la UEFA Champions League y la número 44 de la historia, esta vez entre un grande del fútbol inglés y el equipo más ganador del fútbol alemán.

El primer tiempo comenzó con dominio absoluto del Bayern Múnich. A los seis minutos de haber comenzado el compromiso, el cuadro ‘Bávaro’ se puso al frente en el marcador tras un tiro libre de Mario Basler. Tras el gol en su contra, el Manchester empezó a dominar la pelota pero no encontró claridad en el último cuarto de cancha para lastimar el arco del Bayern.

A lo largo de esos primeros 45 minutos el Manchester recurrió a los remates de media distancia, a los contraataques, a la pelota parada, pero se encontró con una defensa imponente, tanto así que el arquero del Bayern Oliver Kahn no tuvo mucho trabajo en esa primera mitad.

El primer tiempo fue dominado por el Bayern, pese a que tuvo menos la pelota. Foto: Mancheter Evening News

Ya en el segundo tiempo, el Bayern al minuto por poco encontró el segundo gol del partido, pero el arquero Peter Schmeichel salvó al Manchester United. Después de esta opción clara que tuvo el equipo ‘bávaro’, el partido se tornó de ida y vuelta, el cuadro inglés era el que más intentaba pero careció de efectividad en el último cuarto de cancha.

Pasaban los minutos y el gol del empate no llegaba, hasta que Sir Alex Ferguson decidió mover el banco de suplentes. El DT más ganador de la historia del Manchester United (38 títulos en 27 años) decidió poner dentro del terreno de juego a Teddy Sheringham y al noruego Gunnar Solskjaer, actual técnico del cuadro inglés.

Lo que el técnico no sabía en ese momento es que los problemas se iban a solucionar unos minutos después y que la orejona iba a quedar en manos inglesas.

Minutos gloriosos y fatales

El partido llegaba al minuto 90 y el cuarto árbitro de aquel encuentro Fiorenzo Treossi mostró que se adicionaban tres minutos. En una de las últimas jugadas de partido, el United ganó un tiro de esquina y el arquero Peter Schmeichel se aventuró y fue en busca de la hazaña.

Beckham fue el encargado de lanzar el tiro de esquina, la pelota fue rechazada por la defensa del Bayern pero en el rebote estuvo Ryan Giggs, que remató de media distancia y la pelota cayó en los pies de Teddy Sheringham. El jugador inglés decretó el 1-1 parcial y todo indicaba que había alargue en la final.

Pero el fútbol y el partido tenían guardada una sorpresa más. Un minuto más tarde, el Manchester ganó un nuevo tiro de esquina, pero en esta el arquero Schmeichel se quedó en su zona. Nuevamente Beckham fue el encargado de cobrar el tiro de esquina y la pelota encontró la cabeza de Sheringham, quien de forma involuntaria terminó asistiendo a Gunnar Solskjaer, quien decretó el 2-1 final en el marcador.

La mitad del estadio estalló de felicitad, porque el United había hecho la heroica, dar vuelta a un partido en tan solo dos minutos, mientras que los fanáticos y jugadores del Bayern no podían creer lo que había pasado en el césped del Camp Nou.

El partido se reinició y muchos jugadores del Bayern estaban tirados en el suelo, entre ellos Mario Basler, sin dudas la gran figura del equipo alemán en la final. Al juez central del compromiso, el italiano Pierluigi Collina, no tuvo más remedio que finalizar el partido. De esa forma, después de 31 años el United volvía a coronarse campeón de la mítica UEFA Champions League. Un hecho que siempre estará en los libros del fútbol y que confirma la teoría de que los partidos terminan cuando el árbitro central pite el final.

Después de la final, Ferguson exclamó: “Fútbol, ​​maldito infierno”.

Jhoan Sebastián Salazar

Apasionado por el fútbol y otras disciplinas como el tenis y el automovilismo. Me encanta debatir y opinar sobre temas de actualidad, más aún si es con personas que conocen del tema. Me gusta comentar o narrar cualquier partido de fútbol, independientemente si es para radio, televisión o redes sociales. También me gusta escribir sobre todos los deportes. Director general del Centro de Medios C&C.

View all posts by Jhoan Sebastián Salazar →

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *