Las claves del triunfo del Junior que lo mantiene con vida en la Copa

El equipo dirigido por Luis Amaranto Perea le ganó por 4-1 a Independiente del Valle, líder del grupo, y dejó una sensación de recuperación futbolística en una Copa Libertadores que había comenzado con dos derrotas consecutivas.

Esta victoria tiene un valor simbólico muy alto por dos razones principales: significa entrar en la pelea para avanzar a la siguiente fase de la Copa y demuestra que, al ganarle a uno de los mejores equipos del continente, Junior recuperó la confianza en su juego, y posiblemente llegará lleno de convicción a afrontar los dos partidos que le restan: ante Barcelona en el Metropolitano el próximo miércoles 30, y ante Flamengo, en el que puede ser el partido decisivo el 21 de octubre en el Maracaná.

Más aún si se tiene en cuenta que, por Libertadores, Junior no ganaba un partido que empezó perdiendo desde el 17 de abril de 2012, cuando derrotó a Unión Española 2-1 en el Metropolitano, con goles de Sherman Cárdenas y Luis Páez.

Fortaleza anímica

El partido para el equipo barranquillero empezó cuesta arriba. Al minuto 20, Independiente del Valle ya ganaba con el gol del delantero panameño Gabriel Torres. Antes de ese tanto, el equipo de Perea había tenido un mano a mano ante el arquero visitante que falló Valencia.

El gol no cambió los planes del ‘Tiburón’ ni tuvo repercusión sobre el estado de animo del equipo. Por el contrario, reforzó su idea. Junior adelantó sus líneas y presionó alto sobre la salida de los ecuatorianos. Para ello, Leonardo Pico y Didier Moreno fueron fundamentales, pues en los duelos por la segunda pelota el Junior los ganó casi todos.

Como resultado de lo anterior, llegó el gol del empate. Ya había avisado con dos llegadas previas su intención de llevarse por delante al rival, hasta que, al minuto 44, Carmelo Valencia aprovechó un balón dentro del área para vencer al portero Pinos.

En la segunda mitad no cambió el libreto para los dirigidos por Amaranto. Diez minutos después del arranque del complementario, Junior estaba arriba en el marcador con otro gol de Valencia, que jugó con astucia entre los dos centrales rivales. Después, Independiente del Valle volvió a recuperar el protagonismo y estuvo al borde del empate. En ese momento, Junior aprovechó para dar la estocada final y definir el partido a los 78′. Después, con el manejo inteligente de la posesión, Hinestroza puso el 4-1 faltando cinco minutos para el final.

Sherman y Carmelo, apuestas de Amaranto

Para este partido, Luis Amaranto Perea cambió el modelo táctico e incluyó algunos jugadores que se ajustaban a lo que pretendía del equipo en el partido. Del 4-4-2 en Guayaquil al 4-2-3-1 en el Metropolitano, el técnico nacido en Turbo, Antioquia, incluyó en el once inicial a Sherman Cardenas y a Carmelo Valencia, dos jugadores que tuvieron especial relevancia en el encuentro.

Carmelo marcó su primer triplete con Junior y, a sus 37 años, se convirtió en el decimocuarto colombiano en lograrlo en una Copa Libertadores, y el primero del equipo barranquillero en este torneo. Se movió de manera estratégica entre Segovia y Alvarado, centrales rivales, y aprovechó su fortaleza y despliegue físico para hacer diagonales que le hicieron perder la referencia a sus marcadores y le permitieron estar frente al arco con libertad de decisión, como en el segundo y tercer gol.

Por su parte, Sherman Cárdenas, uno de los refuerzos del Junior para la temporada 2020, retribuyó con participación e incidencia en el juego la confianza que le dio Perea al incluirlo en el once inicial de un partido decisivo para las aspiraciones del ‘Tiburón’ en la Copa. Cárdenas fue el hilo conductor del equipo y el socio de todos.

Para Gonzalo de Feliche, periodista y analista táctico de Win Sports, la importancia del juego de Sherman es que “magnetiza a sus compañeros. Todos saben que pueden tocar y refugiarse en él. Todos saben que él, que en todo momento se muestra y la pide, está para ellos”. Tal cual como sucedió en el encuentro de ayer.

Así quedó el grupo A, luego de la fecha 4.

Sacar del libreto al equipo con mayor capacidad colectiva del continente

El triunfo del Junior no solo es rutilante por la amplia diferencia en el marcador. El mayor mérito de esta victoria fue que desdibujó estratégicamente el juego de Independiente del Valle. Con el adelantamiento de sus líneas y la presión alta que ejerció durante gran parte del primer y segundo tiempo, Junior no le permitió al equipo ecuatoriano su habitual elaboración de juego.

Mientras el equipo dirigido por el español Miguel Angel Ramírez solamente disparó una vez al arco de Viera, Junior generó nueve opciones de gol durante todo el partido.

Para Amaranto Perea, la clave de la victoria estuvo en la decisión, tomada durante el partido, de no esperar al rival en campo propio. “La verdad que cuando nos decidimos, que lo buscamos más arriba, el equipo mejoró muchísimo. La idea era no dejarlos respirar, la humedad los estaba afectando y fuimos bastante efectivos, lo que nos dio más fuerza” señaló el DT colombiano.

“Habíamos planificado esperar un poco más para atacar las espaldas de los laterales. Era por los costados de Cetré e Hinestroza, pero en un momento nos hacían superioridad por dentro. Corregimos, tomamos fuerza y terminamos confundiendo y superando al rival” agregó Perea.

Hasta este partido, Independiente del Valle estaba invicto en la edición 2020 de la Libertadores, no había recibido ningún gol y venía de golear 5-0 al campeón vigente Flamengo. Esta es la segunda peor derrota del equipo ecuatoriano en el torneo, luego del 4-0 en contra ante Estudiantes de La Plata en 2016, y la peor sufrida en fase de grupos.

Sobre lo que viene para el Junior en Copa, Perea señaló: “vamos paso a paso, el primer partido en Barcelona sabíamos que era difícil. En este partido la idea era igual, volvió a salir bien y lo más importante es lo que viene, otra vez Barcelona, que nos la pondrá muy difícil”. El registro dice que bajo el mando de Amaranto, y en menos de una semana, el Junior ha jugado tres partidos y los ha ganado.

Redaccion Contragolpe

Jugamos En Otra Dirección

View all posts by Redaccion Contragolpe →

Leave a Reply

%d bloggers like this: