Los hinchas alzan su voz y rechazan los planes de la Superliga Europea

Foto: Getty Images

Los hinchas, agremiados y organizados, responden a la amenaza del modelo deportivo del fútbol europeo. Ante las recientes revelaciones del proyecto de creación de la Superliga de Europa, la asociación de aficionados Football Supporters Europe publicó una carta en la que rechazan rotundamente la idea del torneo y alertan sobre las consecuencias que podría generar su puesta en marcha sobre la estabilidad competitiva del fútbol en el viejo continente. “Todos estamos unidos en nuestra oposición al creación de una Superliga europea: un plan impopular, ilegítimo y peligroso a los ojos de la inmensa mayoría de los aficionados” avanza el documento.

“(La Superliga) destruiría el modelo europeo de deporte, que se basa en principios comúnmente aceptados como el mérito deportivo, la promoción y el descenso, la clasificación para las competiciones europeas a través del éxito nacional y la solidaridad financiera. En el proceso, también socavaría las bases económicas del fútbol europeo, concentrando aún más riqueza y poder en manos de una docena de clubes de élite” explica el comunicado de Football Supporters Europe (FSE).

La misiva también pone de manifiesto la necesidad de una revisión sobre el sistema de distribución de dinero en el fútbol de Europa. “Reconocemos que el juego necesita desesperadamente una reforma amplia. Pero las propuestas con este fin deben buscar reactivar el equilibrio competitivo en las competiciones europeas, proteger las ligas nacionales, promover los intereses de los aficionados y fomentar una distribución de ingresos más justa. Una Superliga europea no lograría ninguno de estos objetivos, todo lo contrario ”.

Además, el documento propone que el debate sobre el fútbol del viejo continente se centre también sobre las ligas locales y las brechas que existen entre clubes. “La controversia actual distrae de los problemas centrales a los que se enfrenta la pirámide del fútbol y de la necesidad de una mayor solidaridad para mantener una competencia justa. La Liga de Campeones tiene problemas que deben abordarse, pero el enfoque también debe estar en el nivel nacional, donde la brecha se está convirtiendo rápidamente en un abismo entre las ligas ‘Big 5’ y el resto, y los clubes grandes y pequeños. La clave es abordar este desequilibrio en el sistema de fútbol europeo, volver a calibrarlo para que sirva a los intereses de todos los clubes, no pocos, y prepararlo para los desafíos del futuro”.

Al mismo tiempo, el sistema tal como lo conocemos es disfuncional. No funciona más. La brecha entre los clubes y las ligas grandes y pequeños ya es demasiado grande y las medidas de solidaridad no son suficientes” se advierte.

Esta declaración ha sido firmada por 139 grupos de aficionados de clubes de 16 países: 15 de la Premier League, incluidos los seis grandes (Liverpool, Manchester United, Manchester City, Arsenal, Tottenham y Chelsea), más Nottingham Forest de la Championship; Bayern Munich y 10 más de la Bundesliga; Real Madrid, Barcelona y otros seis clubes de La Liga de España.

La oposición de la FSE a la Superliga Europea se produce unas semanas después de que la FIFA y la UEFA condenaron los planes de realización del torneo. La organización que preside el italo-suizo Gianni Infantino avisó a clubes y jugadores que podrán exponerse a sanciones, como prohibir su participación en competiciones oficiales organizadas por la FIFA como la Copa del Mundo, si participan de la Superliga. Además, en el comunicado firmado por las seis confederaciones miembro de la FIFA, se enfatiza que la entidad que rige el fútbol en todo el mundo no le dará el aval para convertirse en un torneo oficial.

La UEFA, según el periódico inglés The Guardian, está en conversaciones formales con los principales clubes de la Asociación de Clubes Europeos para remodelar y expandir la Liga de Campeones cuando concluya el actual calendario de fútbol acordado en 2024.

A su vez, Andrea Agnelli, presidente de la Juventus y de la Asociación de Clubes Europeos (ACE) reveló la semana pasada que la estimación de pérdidas en todo el fútbol de Europa causadas por la pandemia se cifra £ 7.5 mil millones.

La Football Supporters Europe es una red de hinchas creada en 2008, con la presencia de aficionados de 48 países del viejo continente, que tiene como objetivo actuar sobre distintas cuestiones del fútbol actual “como la venta de entradas, la cultura de los aficionados, la discriminación y la vigilancia en el fútbol” según explica en su portal web oficial. La FSE defiende la participación de “los aficionados en el fútbol” y sostiene que “deberían hablar en voz alta y clara con un representante poderoso, unido, influyente e independiente. voz dentro de las estructuras del juego en Europa”

En esta declaración, la asociación pone en altavoz las inquietudes y preocupaciones que han venido discutiendo como gremio en los últimos cinco años. “Si bien se necesita una reforma, no debería venir en forma de ultimátum de los clubes ricos que buscan beneficiarse de una crisis de salud pública sin precedentes” agrega la FSE, a la vez que advierte que ese proceso de transformación “debería comenzar y terminar con la consulta y la cooperación entre todas las partes interesadas, incluidos los partidarios, tanto a nivel europeo como nacional“.

Fuente Foto Principal: Getty Images

Luis Carlos Proaños

Periodista por vocación. Hincha de las causas perdidas y del fútbol de antes. Como Fernando Palomo, creo que coincidir con tu subjetividad no me hace objetivo y que pensar distinto no nos convierte en enemigos. Editor general de Contragolpe.

View all posts by Luis Carlos Proaños →

Leave a Reply

%d bloggers like this: