Los penaltis por mano, en el centro del debate en la Premier

Dos penales fueron sancionados por el uso antirreglamentario de la mano en el área por parte de un defensor, en la tercera fecha de la Premier League de Inglaterra. El primero, en el encuentro entre Crystal Palace ante Everton, cobrado al defensa central Joel Ward. El segundo, al Tottenham ante Newclastle en el tiempo extra al volante de marca Eric Dier, luego de que la pelota tocara su brazo, cuando él estaba saltando de espaldas a la dirección en la que venía el esférico.

Penal cobrado a Dier.

Ambas sanciones incidieron en el resultado de los partidos en cuestión. Everton ganó 2-1 al Palace, y el gol de la victoria lo marcó Richarlison desde los doce pasos. Tottenham, que ya tenía la victoria asegurada, empató por 1-1 ante Newcastle después de que Callum Wilson transformara el penal cobrado a Dier en gol para las ‘Urracas’.

Penal cobrado a Ward.

“No quiero sacar provecho o perder por esto. Cada semana los partidos se deciden por las decisiones de sancionar esos penales” expresó el director técnico del Crystal Palace, Roy Hodgson. “Cayó para nosotros hoy. Tal vez deberíamos consultar estas nuevas reglas y quién las hace. Pensé que el VAR vendría por lo claro y obvio. Es ridículo. No soy un gran amante de eso. Anoche vimos a Roy Hodgson. Es una tontería” dijo el entrenador del Newcastle, Steve Bruce.

Por su parte, el portugués José Mourinho, entrenador del Tottenham, decidió no hablar sobre estas decisiones arbitrales para evitarse sanciones económicas. “Si quiero regalar algo de dinero, lo doy a la caridad. No quiero dar a la FA, así que prefiero no comentar” apuntó Mou. Mientras que Jurgen Klopp, DT del Liverpool, ironizó sobre lo que ha ocurrido: “la única opción es cortarnos los brazos”.

Las decisiones tomadas por los árbitros ocuparon la escena del debate del fútbol inglés el fin de semana que pasó. Existe una desaprobación generalizada hacia la implementación de las nuevas reglas destinadas a dirimir esas situaciones de juego.

Aplicación de las nuevas reglas

El punto central de esta discusión que ocupa esta semana los pasillos de la Premier League es la aplicación de las nuevas reglas de la IFAB (International Football Association Board) con relación a la sanción de los penales cuando el balón pega en la mano de un jugador. Esta norma empezó a regir en el fútbol inglés a partir de la temporada que está en curso.

El cambio en la regla, anunciada por la IFAB en mayo del 2019, contempla que los jugadores serán penalizados en defensa cuando la pelota toque su brazo o su mano si:

  • La mano o el brazo está situado arriba de los hombros, ya que se considera que el jugador está asumiendo un riesgo al colocar la mano o el brazo en una posición antinatural;
  • Si la separación de la mano o el brazo con relación al cuerpo del jugador ocupa mayor espacio, de manera antinatural, creando de manera injusta una superficie mayor.

La modificación en la regla también especifica que una situación de juego no es sancionable por el toque del balón con la mano o el brazo, cuando:

  • El balón llega rebotado del propio cuerpo del jugador, ya que es imposible evitar el contacto;
  • Un jugador se cae con la mano o el brazo situado entre el cuerpo y el suelo, sin ocupar otro espacio que no sea el generado naturalmente por la caída.

La Professional Game Match Officials Board, PGMOL por sus siglas, entidad responsable de la designación de los árbitros en el fútbol inglés, determinó implementar recién en esta temporada esta medida por recomendación de su director Mike Riley. Lo hizo en la misma época en la que la FIFA se hizo cargo del manejo del VAR en el fútbol mundial, con el objetivo de unificar los criterios arbitrales en todos los países y no permitir que algunas asociaciones le dejen amplio márgen de acción e interpretación a los árbitros.

El objetivo del cambio en la regla promovido por la IFAB es que el árbitro no repare en la intencionalidad de lo que se cobra, en este caso el toque de balón con las manos o los brazos. El criterio principal en el que se basa esta regla es que el jugador no amplíe el volumen del cuerpo usando dichas partes. “Básicamente, mueve tu brazo lejos de tu cuerpo en el área y si la pelota te golpea, desde cualquier distancia, incluso en un desvío de otro jugador, te van a cobrar un penaltidescribe Paul McInnes de The Guardian. Eso fue justamente lo que sucedió en el penal cobrado a Dier.

Árbitros también en contra

Al reclamo de los entrenadores, se suman los mismos árbitros. Según el Daily Mail, existe un disgusto amplio en el sector arbitral sobre la severidad en la aplicación de la regla. “Es la manera de Riley o no es ninguna” le dijo una fuente al periódico inglés, refiriéndose a la promoción de la obligatoriedad del cumplimiento de esta medida por parte del director de la PGMOL. El medio revela que ninguno se anima a desobedecer la directriz por miedo a ser cesado. Además, el Mail informa que existen voces disidentes a esta medida incluso al interior de la PGMOL.

“Esta semana se llevará a cabo una reunión interna entre la Premier League y PGMOL, pero muchos entrenadores están resignados a que la controvertida nueva ley que se mantiene vigente durante toda la temporada, ya que alterarla en medio el torneo generaría dudas sobre la integridad de la competencia” resalta el periódico.

La Premier tiene buena disposición a discutir el tema con todos los actores involucrados. Sin embargo, cualquier decisión que se tome debe contar con el visto bueno de la IFAB y de su jefe de arbitraje, David Elleray. Algunos árbitros esperan que se abra un espacio para la discusión de la interpretación de la regla.

El problema que ha suscitado este debate es que, tal y como se está usando, la regla está promoviendo el cobro de manos insólitas, que no tienen en cuenta el contexto en el que se producen. Dicho de otro modo, que no se está analizando la jugada previa y la posición del jugador infractor en virtud de la dinámica del movimiento natural y la posición de los brazos y las manos. Se reclama sentido común en las sanciones.

La FIFA no se ha pronunciado al respecto. Mientras tanto, Jamie Carragher, ex defensor del Liverpool y actual analista de Sky Sports, fue severo con la implementación de esta nueva regla. “Esto es una broma. Ya sea la Premier League, la FA, la FIFA, Pierluigi Collina (responsable de arbitraje de la FIFA y miembro del Comité de Arbitraje de la UEFA), o quienquiera que esté involucrado en esto, deténgalo, porque está arruinando el fútbol para todos. Es una broma absoluta” señaló Carragher.

Redaccion Contragolpe

Jugamos En Otra Dirección

View all posts by Redaccion Contragolpe →

Leave a Reply

%d bloggers like this: