Otra semana perdida

El pasado 10 de agosto, el presidente de la Dimayor, Fernando Jaramillo, tuvo su primera reunión con el ministro del deporte Ernesto Lucena. Al término de la misma, anunciaron una noticia que generó expectativa en el fútbol profesional nacional: el aval del Gobierno Nacional para que los clubes comenzaran con las fases 4 y 5 del protocolo de bioseguridad, que consisten en el paso de entrenamientos individuales a colectivos y, posteriormente, el reinicio de las competencias, tanto la liga como el torneo.

Hoy es 29 de agosto y los clubes siguen esperando la autorización oficial por parte del Gobierno para empezar con los entrenamientos colectivos, los cuales no han iniciado porque desde la Presidencia no se ha actualizado la resolución 993, que es el paso final que falta por dar para dar un salto más hacia el regreso del fútbol colombiano.

Pese a que el ministro del deporte dijo esta semana que “cada vez que se hace una solicitud nueva para el cambio de protocolos es un trámite que demora unos días y entre esos trámites se dilata el comienzo de la liga”, el tiempo que se pierde es muy importante para el trabajo de preparación de los equipos, y más aún para los clubes que están disputando copas internacionales.

De hecho, en el transcurso de esta semana, la Conmebol confirmó el calendario de las cuatro fechas que faltan de la fase de grupos de la Copa Libertadores, competencia que juega Independiente Medellín, América de Cali y Junior de Barranquilla.

Para solo mencionar la fecha 3 de la Copa Libertadores, los equipos colombianos jugarán el 16 de septiembre (América de Cali ante Internacional en Brasil y Medellín contra Caracas en el Atanasio) y 17 del mismo mes (Junior ante Barcelona en Guayaquil).

Exceptuando el rival del Medellín, los adversarios de América y Junior jugarán esta fecha de la Libertadores con ritmo de competencia, ya que las ligas en Brasil y en Ecuador se reanudaron hace ya varias semanas, mientras que los clubes colombianos llegarían solamente con entrenamientos a disputar esos partidos.

Por eso se entiende la gestión que están haciendo las directivas de los últimos dos campeones en Colombia, de adelantar la final de la Superliga antes del comienzo de la liga, para tener dos partidos de “preparación” de cara a sus compromisos internacionales.

Por ende, pasó una nueva semana y en la misma se habló del posible regreso del público a los estadios, del costo que tendría el regreso de la liga en Colombia, pero no se definió lo más importante: el formato de la liga masculina y en dónde se jugará el FPC.

Ernesto Lucena, ministro del deporte. Foto: Forbes Colombia

Al respecto de este último ítem crece la posibilidad de que el fútbol vuelva en todo el país. “Con el Decreto, que expide el Gobierno Nacional y que rige a partir del 1 de septiembre, hay flexibilización en la movilidad terrestre y apertura de aeropuertos, lo que favorece que las sedes puedan ser la de cada equipo (…) Aquí ya depende de las Alcaldías locales, ya hay ciudades que le han dado vía libre al fútbol, por lo que el tema de una única sede se diluye y no se ve tan factible por los costos que trae”, afirmó el ministro Lucena.

Así las cosas, la posibilidad de que el fútbol se juegue en los estadios de cada uno de los equipos es la opción más viable, ya que, en primera medida, los clubes ya habían manifestado que no tienen capital para concentrar a 35 o 40 personas en una misma ciudad por un lapso de 3 o 4 meses.

Y en segunda medida, ya con la reapertura de los aeropuertos nacional el próximo martes 01 de septiembre, es mucho más viable que los equipos viajen a jugar su partido y se regresen después de disputar los encuentros o al día siguiente.

Pereira Vs. Once Caldas. Foto: Eje21

Reunión sin frutos

En la jornada de ayer hubo una reunión importante entre Dimayor y los 36 presidentes del FPC. En la misma se esperaba que anunciaran la toma de varias decisiones importantes para el regreso del deporte en el país. Sin embargo, fue todo lo contrario. La reunión finalizó con una sola conclusión: que el fútbol colombiano volvería el 19 de septiembre.

Aunque no se ha hecho oficial, todo va en camino para que esa sea la fecha para del regreso del FPC, puesto que los clubes deben permanecer mínimo dos semanas en entrenamientos colectivos y si el Gobierno Nacional no actualiza la resolución 993, el regreso de la liga se va aplazando cada vez más.

Es decir, al menos por ahora los clubes deberán seguir entrenando por grupos pequeños porque, a pesar de que el periodista Juan Felipe Cadavid escribió en su cuenta de Twitter que “ya hay borrador de las modificaciones de la resolución 993. Ideal volver a competencia el 12 de septiembre, pero se ve más viable el 19”, hasta que no sea firmada la actualización de la resolución por el ministro de salud Fernando Ruiz, no se podrá avanzar en ninguna dirección.

América Vs. Deportivo Cali. Foto: LA FM

De ahora en adelante, el principal enemigo de los equipos y del fútbol nacional no será el Gobierno o los propios clubes, como lo afirma Steven Arce en su cuenta de Twitter. El principal rival será el tiempo, porque de seguir así llegará octubre y regreso del fútbol en Colombia seguirá dirimiéndose en los escritorios y no desarrollándose en las canchas.

El fútbol colombiano perdió otra semana en la que se avanzó poco. La única novedad destacada es que, por fin, se conoció el formato con el que se jugará la liga femenina en su cuarta edición. Pero de los temas en los realmente se debe que avanzar, poco se hizo.

Jhoan Sebastián Salazar

Apasionado por el fútbol y otras disciplinas como el tenis y el automovilismo. Me encanta debatir y opinar sobre temas de actualidad, más aún si es con personas que conocen del tema. Me gusta comentar o narrar cualquier partido de fútbol, independientemente si es para radio, televisión o redes sociales. También me gusta escribir sobre todos los deportes. Director general del Centro de Medios C&C.

View all posts by Jhoan Sebastián Salazar →

Leave a Reply

%d bloggers like this: