Dinamarca reactiva el fútbol con hinchadas virtuales

Esta semana, el país escandinavo se convirtió en el segundo de Europa en reanudar el fútbol tras la crisis generada por el coronavirus. En el empate 1-1 entre AGF Y Randers, los hinchas estuvieron presentes a través de una gradería virtual

El partido entre Aarhus GF, más conocido como AGF, y Randers de la Superliga de Dinamarca, disputado este jueves, ha marcado la pauta en una Europa que vuelve a poco a su normalidad, con el fútbol profesional incluido. En este partido, el resultado fue lo menos importante. El foco estuvo puesto sobre otro aspecto.

El caso danés es particular. Su regreso se ha dado con unas condiciones de ambiente que pueden rotularse como innovadoras en el mundo del fútbol y del deporte. Se trata de una iniciativa virtual del Aarhus para que sus hinchas estén presentes en el estadio a través de una proyección múltiple realizada por medio de la plataforma Zoom.

Para ello, se instaló una pantalla gigante, de 40 metros de largo y 3 metros de alto en una de las márgenes laterales del campo de juego hacia las que apunta la transmisión televisiva. Esta grada virtual se llenó de fanáticos que miraban el encuentro a través de un enlace de vídeo. Los hinchas debieron registrarse para obtener entradas gratuitas, participar de esta iniciativa e incluso elegir su ubicación preferida de este “stand virtual”.

Esta idea, que se adelantó en conjunto con Zoom, fue preparada con varias semanas de anticipación. “Tratamos de crear una atmósfera alrededor del juego. Los jugadores podrán ver a los seguidores y esperamos que puedan escucharlos cantar. Piensan que es genial que estemos intentando algo nuevo” le explicó Soren Carlsen, jefe de prensa del Aarhus, al periódico The Guardian.

El Ceres Park, estadio del Aarhus FG, se vio así hoy en el regreso del fútbol danés.

Un equipo de más de personas 20 se aseguró de que esta idea se desarrollara sin problemas, incluidos los moderadores que abordaron a los fanáticos ofensivos. Para que todo saliera bien, el fin de semana pasado se hizo una prueba con 50 personas para simular la situación del encuentro. Más de 10.000 personas realizaron el registro para estar presentes y, durante el encuentro, las pantallas permitieron la aparición múltiple de hasta 200 aficionados, que se rotaron a medida que avanzó el encuentro.

Según The Guardian, AGF no es el único club danés que intenta algo diferente: Midtjylland, el club que lidera la liga, instalará pantallas gigantes fuera de su estadio para que los fanáticos vean su primer partido el lunes. Asimismo, según expresa Carlsen, el club ya ha recibido varias llamadas  de toda Europa para indagar sobre la replicación de la idea.  

Esta iniciativa se probó este jueves y se volverá a realizar el día lunes, cuando el AGF dispute su segundo partido de local ante Odense. “Esto es sólo una solución temporal. En realidad, todos queremos que vuelvan los aficionados a los campos. Es como debe ser” puntualiza Carlsen.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *