El promedio, un karma de nunca acabar en el fútbol colombiano

“Primaron los intereses de los equipos grandes. Hay que decirlo, la mezquindad de los equipos grandes de intentar proteger un promedio que nos los afecta en nada. Quieren vivir toda la vida arriba, arriba y arriba. Pero independientemente de esto yo pienso que es injusto”.

Esa fue una de las tantas frases que mencionó el máximo accionista del Atlético Huila, Juan Carlos Patarroyo, luego de la decisión que se tomó en la Asamblea de la Dimayor, realizada el pasado martes, de mantener el descenso por promedios para el segundo semestre del 2021. Los equipos que lleguen a primera división ya no tendrán 40 fechas como es habitualmente, sino 20 para poder mantener la categoría.

Los ascendidos en este semestre iniciarán con el promedio del peor equipo que se quede en primera, es decir, Boyacá Chicó o Deportivo Pereira, algo que atenta contra los intereses de los equipos que por un año y medio han tratado de regresar a la máxima división del fútbol colombiano pese a la crisis económica que ha generado la pandemia de la covid-19.

Esta era la propuesta inicial de la Dimayor para el descenso a finales del 2021. Foto: Infobae.

Cabe recordar que en principio la propuesta de la Dimayor consistía en que los dos peores equipos del campeonato del segundo semestre de este 2021 descendieran a la segunda división, y los dos mejores del torneo ascendieran a la máxima categoría, pero no esta no fue aprobada, especialmente por los equipos grandes del balompié nacional.

Cambios, pero para 2022

El famoso promedio ha sido un tema de muchas polémicas en el fútbol colombiano. Equipos como Tigres, Leones, Boyacá Chicó, Cortuluá, entre otros, han sido algunos de los clubes que ascendieron a la máxima categoría y que al año siguiente por el tema del promedio han tenido que volver a la B.

De hecho, en el mes de agosto del año pasado, después de una polémica y caliente asamblea de la Dimayor se tomó la decisión de cambiar el promedio, pero para el año 2022.

“Durante el cónclave, fue decidido que el promedio de cada equipo esté basado en los puntos obtenidos, es decir, dividiendo unidades por partidos jugados en una fase de todos contra todos. Los elencos que asciendan arrancarán con un promedio de 0 e irán sumando progresivamente a medida que jueguen partidos”, recalcó en su momento el medio Doble Amarilla.

La copa que rebosó el vaso

Sin embargo, la decisión que se tomó el pasado martes fue la copa que rebosó el vaso. De hecho, algunos medios nacionales calificaron esta decisión como vergonzosa y totalmente absurda.

Así cubrió la noticia el espacio deportivo Somos La Titular: “nos comunicamos con varios presidentes, específicamente con los de Cortuluá y Club Deportivo Atlético Huila en los que dejaron claro que ‘el plan es no ascender’, lo que harían será ‘buscar el ascenso el otro año'”.

El medio añadió: “la explicación es básicamente una: ‘Para qué vamos a ascender si en el promedio vamos a recibir el peor puntaje y de pronto no logramos… trabajemos entonces con juveniles, hagámonos los locos, peguémosle siempre al palo, que no haya ascendido… ¿Qué es eso?’. Todo radica en que los equipos que asciendan recibirán el peor promedio y en caso de no salvar la categoría en un semestre, simplemente volverán a la B. Sin duda alguna, un problema gigante tanto para el presidente de la Dimayor y para los dirigentes de la B“.

Horas más tarde, en entrevista con Futbolred, el técnico del Atlético Huila Dayron Pérez desmintió que el conjunto ‘opita’ no tiene planeado ascender en este semestre. “Eso es falso. De parte nuestra, de parte del club, del dueño del equipo, tenemos un sueño muy definido y es ascender. Tenemos la ilusión y vamos día a día buscándolo. Los resultados están hoy por hoy. No sé de dónde sale esa información porque nosotros estamos concentrados en lo que venimos haciendo. A veces esas cosas son para distraer”, destacó el técnico del equipo huilense.

La desigualdad, un problema grande del fútbol colombiano

Un ejemplo claro de la desigualdad dirigencial que aqueja al fútbol nacional ocurrió a finales del año pasado. Dirigentes de los equipos que estaban peleando el descenso exigieron que al haber un solo torneo en el 2020 se aplazara el descenso para mediados del 2021 y así poder tener las 40 fechas para salvar la categoría. Después de dos asambleas, se tomó esa decisión y por ende el descenso será a mediados de este año.

Pero ahora, con los equipos que asciendan a la máxima división no se cambió absolutamente nada y la injusticia e inequidad volvió a ser el postre de la asamblea del pasado martes.

“Yo pienso que es injusto, los equipos que logren el ascenso ahora a mitad de año en diciembre estén o través de vuelta y otro año más y entrando en condiciones inferiores a los que asciendan en diciembre. Me siento muy triste, desmotivado, la conclusión que saco de esta asamblea es que en la Dimayor para que alguno de los miembros se les tenga en cuenta tiene que ir a pelear, a amenazar, ir a Twitter a hablar mal de todo el mundo, así es la única forma para que le pongan cuidado a una persona que busca el equilibrio”, señaló Juan Carlos Patarroyo.

“En diciembre se tomó la decisión de que los equipos que estaban peleando por el descenso tuvieran como toda la vida se ha tenido 40 fechas para poder salvar la categoría, pero el martes se tomó la decisión de que ya no son 40 sino 20, donde no van a haber partidos de ida y vuelta. ¿A quién se le ocurre eso? ¿Cuándo va a haber el equilibrio, la igualdad? Vamos a estar peleando 6 meses porque nunca va a haber ese derecho de ir y volver. De modo que muy lamentable, para que a uno lo escuchen allá debe cambiar la forma de ser”, finalizó el máximo accionista del Atlético Huila.

La Dimayor tiene sobre la mesa soluciones para poder salir de las polémicas que le ha generado el famoso promedio en el tema del descenso. Una de ellas es que la reclasificación sirva para todo: cupos a copas internacionales y descensos, independientemente si es un torneo largo o dos torneos cortos por año.

Contragolpe se dio a la tarea de consultar al presidente de la Dimayor Fernando Jaramillo sobre el tema, pero el dirigente no respondió los mensajes de este medio de comunicación.

Según el periodista Orlando Ascencio, Subeditor de Deportes de El Tiempo, así estaría iniciando la tabla del descenso el semestre que viene, con dos fechas por jugarse en la Liga Betplay actual.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *